Ir a contenido

SONDEO DE PRENSA IBÉRICA

Encuesta: La izquierda amplía su ventaja en la Comunitat Valenciana

PSPV, Compromís y Podem aumentan su diferencia con la derecha por el pinchazo de Ciudadanos

Alfons García

Encuesta: La izquierda amplía su ventaja en la Comunitat Valenciana

Casi seis meses después de las elecciones autonómicas, el Gobierno tripartito de izquierdas no sufre desgaste electoral. Al contrario, se refuerza frente a una derecha tocada por el pinchazo de Ciudadanos. Los partidos que gobiernan la Generalitat Valenciana (PSPVCompromís y Podem) avanzarían hasta los 59 escaños, siete más de los que sumaron en los comicios del pasado 28 de abril, gracias al impulso sobre todo de los socialistas y de la coalición de Mónica Oltra. Son los grandes datos de un sondeo elaborado por Invest Group para las cabeceras de Prensa Ibérica en la Comunitat Valenciana.

El crecimiento de las izquierdas se produce a costa de Ciudadanos, que se dejaría ocho de los 18 diputados que obtuvo. Las buenas expectativas del PP no compensan la caída de la formación de Albert Rivera, que dejaría de ser la tercera fuerza en las Corts Valencianes en favor de Compromís. El PSPV es la fuerza que más crece junto a subidas más moderadas del PP y de Compromís.

Los socialistas de Ximo Puig pasarían de 27 escaños a 35, con una estimación de voto del 32,6 % (en abril se quedó rozando el 24 %). Pero también Compromís progresa y ganaría un diputado (de 17 a 18). El tercer socio, Unides Podem, sí que se resiente, en la línea dominante en los últimos estudios demoscópicos, pero el retroceso no es espectacular: de ocho a seis representantes en las Corts. Su voto estimado del 7,4 % les garantizaría la permanencia en la Cámara, pero la barrera del 5 % está cerca.

Trasvases en la derecha

El panorama dibujado por el sondeo permitiría incluso un gobierno a dos, sin la participación de los morados, ya que solo PSPV y Compromís sumarían 53 escaños (uno más de los que ahora posee el tripartito). La mayoría absoluta en las Corts se sitúa en los 50 diputados. Como segunda fuerza se mantiene el PP, pero ahora con un margen más holgado con respecto a los que hace pocos meses le pisaban los talones. El giro al centro de Pablo Casado se deja notar en las posibilidades de Isabel Bonig, que pasaría de los 19 escaños actuales a 22.


La tercera formación del bloque conservador, la ultraderecha de Vox, también baja, pero moderadamente: de 10 a 8 parlamentarios, con un 8,7 % de los votos (obtuvo en abril casi un 10,5 %). En conjunto, los tres partidos conservadores sumarían 40 escaños, según el sondeo, frente a los 47 actuales.