Ir a contenido

Cumbre de mandos policiales en Barcelona para coordinar el dispositivo post-sentencia

Mossos, Policía y Guardia Civil prevén un escenario de movilizaciones tras el fallo del Supremo

Habrá más reuniones de coordinación entre los cuerpos policiales en los próximos días

Juan José Fernández

La delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, saluda al comisario jefe de los Mossos, Ferran López

La delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, saluda al comisario jefe de los Mossos, Ferran López / ACN / ELISENDA ROSANAS

Las cúpulas de los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil, la Conselleria d'Interior y el Ministerio del Interior se han reunido de nuevo este martes en Barcelona para coordinarse ante el escenario de movilizaciones que se prevé en Catalunya tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O. Según fuentes de Interior, no es la primera reunión de este tipo, y no será la última. Estaba prevista desde la semana pasada, subrayan las mismas fuentes, para aprovechar que había mandos policiales en Catalunya por la fiesta de la Policia.

El objetivo de estos encuentros es la coordinación total entre los diferentes actores, con el liderazgo de los Mossos, para establecer mecanismos para hacer frente a posibles incidentes en las manifestaciones y proteger edificios e infraestructuras considerados como sensibles. En el mando del dispositivo estará el director general de la Policía, el director del Gabinete de Estudios y Coordinación del ministerio, los Mossos, la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Todos los actores están preparados ya por si se conoce la sentencia esta misma semana, aunque creen más probable que se haga pública la siguiente. "Ha habido, hay y habrá reuniones de coordinación, pero no es extraordinaria. Es una reunión en la normalidad absoluta de colaboración entre cuerpos policiales. Ha habido reuniones en días pasados, ha habido hoy otra y habrá en los próximos días", relatan las citadas fuentes.

En la comisaría de Les Corts

La reunión de este martes ha coincidido con el envío por parte de la Guardia Civil de más agentes de refuerzo a Catalunya ante la posibilidad de que puedan producirse disturbios tras la sentencia del 1-O. A la reunión, que se ha celebrado en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, en Barcelona, ha asistido el comisario jefe de la policía catalana, Eduard Sallent, así como los responsables de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Catalunya, Pedro Garrido y José Antonio Togores, respectivamente.

También ha acudido al encuentro el director adjunto operativo de la Policía Nacional, José Ángel González, que el lunes viajó a Barcelona con motivo de los actos de celebración del Día Nacional de la Policía. La planificación en que trabajan los cuerpos policiales incluye el refuerzo de la vigilancia en edificios de titularidad estatal, como la sede de la Delegación del Gobierno, así como en infraestructuras clave como el aeropuerto o las estaciones de tren, y otros puntos susceptibles de ser blanco de incidentes, como el Parlament.

Ya desde antes del segundo aniversario del 1-O, también los Mossos d'Esquadra han incrementado sus operativos de orden público -agrupados en el llamado dispositivo Minerva- al considerar que puede haber aumentado el riesgo de incidentes en las protestas independentistas, en un otoño que prevén tenso por la sentencia del Supremo.