Ir a contenido

Según Catalunya Ràdio

La Generalitat acusa al Estado de bloquear un proyecto de 5G en Catalunya

Exteriores cree que el Govern intentaba apropiarse de competencias del Estado

"Ni comen ni dejan comer", se queja el 'conseller' Puigneró

El Periódico

El ’conseller’ de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró, y el ’president’, Quim Torra, durante el Mobile World Congress, el pasado febrero.

El ’conseller’ de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró, y el ’president’, Quim Torra, durante el Mobile World Congress, el pasado febrero. / AFP

El Gobierno español ha frenado el proyecto del corredor 5G del Mediterráneo; un proyecto estratégico para Catalunya en materia de movilidad e innovación tecnológica, según ha informado Catalunya Ràdio. El corredor 5G debía ser un espacio a lo largo de la autopista AP-7 y E-9 entre Catalunya y Francia por donde pudiesen circular coches autónomos y conectados y sin conductor gracias a la tecnología 5G.

Según la emisora pública, el Ministerio de Exteriores que dirige Josep Borrell bloqueó el acto de la firma del proyecto que impulsa el Departament de Polítiques Digitals en colaboración con la región francesa de Occitania y que cuenta con el aval de la Comisión Europea. Exteriores aludió a que el documento no se adecuaba al lenguaje jurídico propio de un tratado internacional. Referirse a Catalunya como país y no como región, al 'conseller' como ministro o no mencionar al "reino de España" son algunas de los aspectos del texto que no han gustado al Ejecutivo español.

Una cuestión de competencias

Pero la versión del Gobierno es diferente y alude a otros obstáculos, relacionados con las competencias de cada administración. Fuentes de Exteriores recuerdan que "las comunidades autónomas tienen la obligación legal de consultar los textos de los acuerdos no normativos de carácter internacional que desean suscribir", y que Catalunya no lo hizo en primera instancia, y que por ello "se topó con el rechazo tajante de la Comisión Europea".

Cuando por fin sometió el texto a revisión, el Estado "determinó la necesidad de introducir cambios formales en razón de su naturaleza jurídica y otros que tienen que ver con el contenido". Por ejemplo, que, "la competencia sobre telecomunicaciones y sobre la coordinación en materia de transportes pertenecen al Estado".
 
Exteriores, añaden las mismas fuentes, se puso a disposición de la Generalitat "para resolver las dudas" que pudiera tener, y esperaron "una nueva formulación del plan de trabajo con la Región de Occitania en materia de conducción automatizada y conectada". Pero, "por el momento", no han recibido respuesta, aseguran.

Sin embargo, el 'conseller' de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró, ha explicado que el Ministerio de Exteriores llamó a la Comisión Europea y "bloqueó" la firma del acuerdo, prevista para el pasado junio en Bucarest. "Ni comen ni nos dejan comer", ha denunciado el 'conseller', que ha cargado contra Borrell, al que ha acusado de estar "obsesionado" con Catalunya.

Catalunya, región o país

Según el informe del Ministerio avanzado por Catalunya Ràdio, el documento que se iba a firmar no se adecuaba al lenguaje jurídico propio de un tratado internacional. Exteriores planteaba modificaciones en el texto como referirse a Catalunya como región y no como país, y que no se usase en inglés el término Ministerio o ministro, sino Departamento o jefe de Departamento para referirse al 'conseller' Puigneró. También instaba a incluir una referencia al "reino de España". El informe del ministerio corrobora que la Generalitat no tiene muchas de las competencias necesarias para impulsar este proyecto por lo que opina que no es una iniciativa adecuada.

Puigneró presentó el pasado febrero en el marco del Mobile World Congress el Corredor 5G entre Catalunya y Occitania como una infraestructura imprescindible para el coche del futuro, autónomo y conectado con el que Catalunya se suma al carro de la revolución digital para aprovechar el progreso económico y social que esta conllevará.  "Ayudaremos a nuestra industria del automóvil, una industria que ha sido muy importante para Catalunya en los últimos 50 años, para que construya y despliegue lo que va a ser la industria de la automoción en esta nueva era", explicó entonces Puigneró. El 'conseller' valoró el corredor como "el banco de pruebas más importante del Sur de Europa" para los vehículos autónomos y conectados.