Ir a contenido

EN TERRASSA

Un juez investiga la presunta agresión de una maestra a una alumna por pintar la bandera española

El juzgado ha abierto unas diligencias y ha requerido a la fiscalía para que informe que delito podría haberse cometido

J. G. Albalat

Escuela Font de l’Alba de Terrassa.

Escuela Font de l’Alba de Terrassa. / GOOGLE MAPS

Un juzgado de Terrassa está investigando la supuesta agresión de una maestra a una alumna de una escuela Font de l'Alba de estra localidad por pintar una bandera española en un cuaderno escolar. El Juzgado de Instrucción número 2 incoó unas diligencias el pasado 9 de juliol y dio tralado a la fiscalía para que imformara que ilícito penal considera que se había de seguir la investigación. El juez está a la espera de esta respuesta para decirdir los próximos pasos. La Conselleria d'Educació encargó un informe a los servicios territoriales sobre este asunto e inició un expediente disciplinario a la docente por una falta leve. 

La menor acudió con sus padres a urgencias del Hospital de Terrassa este pasado lunes 17 de junio con molestias en la espalda y en una mano. En este centro sanitario explicó al pediatra que la atendió, según recoge el parte médico que "en clase ha dibujado unas banderas de España acompañadas de la frase "Viva España" en el álbum de fin de curso" y que "la profesora al verlo le ha gritado, la ha cogido de la camiseta y al hacerlo la niña ha caído contra el suelo golpeándose en la espalda, y posteriormente la ha cogido del cuello para sacarla de clase".

Los hechos ocurrieron en clase por la mañana. Cuando la madre fue a recoger a la niña a las 13.00 horas se la encontró llorando. Fueron a explicar lo sucedido a la directora, que les prometió que hablaría con la profesora. Por la tarde, sobre las 17.00 horas, fue cuando los padres llevaron a la niña a Urgencias. Al salir, presentaron una denuncia ante los Mossos d'Esquadra.

El informe médico recoge que la niña refiere "molestias en la zona toraco-lumbar tras el golpe, molestias en el pimer dedo de la mano derecha y molestias donde tiene una hernia pendiente de operar". Tras observarla, el pediatra le dio el alta y la mandó para casa "con analgesia oral si se precisa".

El 'conseller' de Educació, Josep Bargalló, explicó el pasado mes de junio en la comisión de Educación en el Parlament que la Generalitat ve "indicios" de una "falta administrativa" en el caso de estas profesora y que actuaría en función de lo que resulte de la investigación de la policía. "Actuaremos según digan los Mossos d'Esquadra", subrayó antes de agregar que, aunque la policía catalana crea "que no hay ninguna acción punible desde un punto de vista penal", la Generalitat "cree que hay indicios de una posible falta administrativa".

Su departamento abrió un expediente disciplinario por una falta leve a la docente al considerar que no ha quedado probado que hubiera "maltrato físico", pero que sí hay hechos como rasgar en público el trabajo de una alumna o dejarla sola en el pasillo que podrían constituir una falta leve. 

Educació descarta motivos ideológicos

La Conselleria d' Educació estimó de entrada que de los informes de los servicios territoriales del Vallès Occidental "no se percibe motivación ideológica de la docente en su actuación, porque también rechazó los símbolos y los dibujos de otros alumnos, al considerar que no se ajustaban a los criterios dados a la clase". Otra cuestión es que el comportamiento de la maestra fuera o no el más adecuado y de ahí el expediente.