14 ago 2020

Ir a contenido

MANIFESTACIÓN SOBERANISTA

El independentismo disculpa la 'espantada' de Puigdemont en Estrasburgo

La posconvergencia y ERC subrayan la capacidad de movilización demostrada frente al Europarlamento

Xabi Barrena / Daniel G. Sastre

Puigdemont interviene a través de un vídeo y desde suelo alemán en el acto independentista de Estrasburgo, en Francia, el día de la constitución del Parlamento Europeo.

Puigdemont interviene a través de un vídeo y desde suelo alemán en el acto independentista de Estrasburgo, en Francia, el día de la constitución del Parlamento Europeo. / ACN / BLANCA BLAY

Los partidos independentistas pasan página de la manifestación ante el Parlamento europeo, en Estrasburgo, que organizó el Consell per la República y a la que la ANC dio apoyo logístico. El balance que hacen es en líneas generales positivo, aunque pesa en el ambiente que no marcará un hito en la historia del ‘procés’. Más de 10.000 personas llegadas, en su grandísima mayoría, de Catalunya, respondieron a la llamada de un Carles Puigdemont que, pese a lo prometido, no cruzó el Rin y no se personó ante el Europarlamento.

ERC, por ejemplo, pasa de puntillas por los asuntos más espinosos, como el ambiente hostil hacia el partido republicano al que aluden algunas crónicas. “Reunir a 10.000 personas en Estrasburgo es una nueva demostración de la capacidad de movilización que tiene el independentismo”, afirma la portavoz del partido, Marta Vilalta. También ella asevera, en relación a la ausencia del ‘expresident’ que su fuerza entiende “que Puigdemont y su equipo jurídico han tomado la decisión más segura, teniendo en cuenta la persecución y excepcionalidad que vivimos. Una decisión que, obviamente, respetamos”.

Los republicanos, asimismo, no hacen ninguna lectura especial del hecho que ningún ‘conseller’ posconvergente, ni el mismo Quim Torra, acudieran a la ciudad alsaciana. Una decisión que se tomó, en principio, cuando aun no se sabía si Puigdemont cruzaría o no el Rin. El único consejero presente en la manifestación fue el de Acció Exterior, el republicano Alfred Bosch, pese a que el 'president' también había anunciado en primera instancia que estaría.

Sin peros en público

La lectura oficial del PDECat y del Govern de lo sucedido en Estrasburgo también es positiva, a pesar de que "circulan algunos wasaps" cuestionando la estrategia del 'expresident'. Pese a que empieza a ser recurrente que Puigdemont diga que va a hacer algo y después no lo haga -ya sucedió cuando prometió volver a Catalunya tras las elecciones de diciembre del 2017-, prefieren no poner peros en público a esta actitud.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, calificó de "positiva" la demostración independentista a las puertas del Parlamento Europeo. "Alfred Bosch, que fue la persona que estuvo en Estrasburgo en representación del Govern, nos ha trasladado que el acto fue muy bien", dijo tras la reunión del Ejecutivo.

Budó destacó también el "eco internacional masivo" de la protesta. En cuanto a las peticiones de "unidad" que menudearon en la manifestación, y que también se ha convertido en un mensaje habitual que se lanza desde JxCat, la portavoz del Govern las abrazó sin ambages. "Precisamente, el 'president' está trabajando esta vía de contactos con las formaciones soberanistas para intentar la unidad", dijo en relación a la ronda de contactos que ha iniciado Torra.