Ir a contenido

PUGNA INTERNACIONAL

Exteriores pide ante el TSJC el cierre de las delegaciones del Govern en Berlín, Londres y Ginebra

Exige que se tomen medidas cautelares ante la "singular intensidad" de la actividad independentista de esas oficinas

Exteriores cree que la Generalitat persigue con su red internacional la creación de una "estructura de Estado"

Daniel G. Sastre

Exteriores pide al TSJC que paralice la actividad de las ’embajadas’ catalanas. / STEPHANIE LECOCQ (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha pedido este lunes que tres de las delegaciones catalanas en el extranjero que ya están funcionando cierren sus puertas. Se trata de las oficinas de la Generalitat en Berlín, Londres y Suiza. El Ministerio, a través de la Abogacía del Estado, pidió en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) la “paralización de la actividad de esas delegaciones”, según ha podido saber EL PERIÓDICO, por “contravenir de forma evidente con su actividad, entre otros, un título competencial y exclusivo del Estado, como las relaciones internacionales”.

Se trata del segundo paso en la ofensiva que el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, anunció contra las llamadas ‘embajadas’ catalanas. El primero fue el de pedir en el  que las tres nuevas oficinas anunciadas hace dos semanas por la Generalitat –las de Túnez, México y Buenos Aires- no lleguen a abrir. En opinión del Ministerio, la actividad de estas delegaciones excede la “legítima acción exterior” que Catalunya, “como todas las comunidades”, puede ejercer en el ámbito de sus competencias.

En el marco del recurso contencioso administrativo interpuesto ante el TSJC, la Abogacía del Estado denuncia que el restablecimiento de estas oficinas de la Generalitat persigue “un fin institucional como es la creación de una estructura de Estado, al servicio de un proyecto de transición nacional de carácter secesionista inconstitucional, con grave perjuicio, además, para la política exterior de España”.

Medidas cautelares

Pero en esta ocasión, Exteriores pone el foco en las delegaciones de Alemania (Berlín), Reino Unido e Irlanda (Londres) y Suiza (Ginebra). Si define como “dañina” la actividad general de las oficinas de la Generalitat en el Exterior, asegura que “se ha podido constatar que la que llevan a cabo las delegaciones en Berlín, Londres y Ginebra responde con singular intensidad a los objetivos del proceso secesionista de Catalunya, que ha sido declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional en reiterados pronunciamientos”.

“Por esta razón, la solicitud de medidas cautelares presentada se circunscribe en este momento a la actividad de esas tres delegaciones”, afirman desde Exteriores. El Ministerio “lamenta tener que solicitar las citadas medidas cautelares”, pero cree que la Generalitat “no le deja otra opción para preservar el mandato legal que sitúa dentro de la competencia exclusiva del Estado la posibilidad de establecer medidas que regulen y coordinen las actividades con proyección externa de las comunidades autónomas”.