14 ago 2020

Ir a contenido

negociación tras el 26-M

PP y Ciudadanos avanzan hacia un gobierno de coalición en Castilla y León

Ambos partidos firman un acuerdo programático de 100 medidas entre las que figura la reforma del Estatuto de Autonomía para suprimir los aforamientos

El Periódico / Agencias

Reunión del PP y Ciudadanos en Valladolid. 

Reunión del PP y Ciudadanos en Valladolid.  / Nacho Gallego (EFE)

Los candidatos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León de PP y Cs, Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, han rubricado este viernes el acuerdo programático para avanzar en la conformación de un gobierno de coalición entre las dos formaciones, para lo que trabajarán con "intensidad y mano tendida" en las próximas semanas con el fin de cerrar una estructura que refleje el "cambio" y dé vida a las 100 medidas incluidas en el documento.

Tras la rúbrica de este acuerdo programático el candidato del PP ha señalado que este es un primer paso "crucial, vital y fundamental" hacia un gobierno de coalición, tras lo que ha advertido de que quedan muchos pasos por dar desde el compromiso de cerrar un Ejecutivo autonómico "renovado, centrado, liberal y que responda a los retos de Castilla y León".

En este sentido, Fernández Mañueco ha asegurado que tras este primer avance ambas formaciones centrarán su trabajo en la estructura de un gobierno de coalición para lo que se trabajara "con la misma intensidad" y voluntad de "mano tendida" con el fin de "llegar a acuerdos" que, a su juicio, deben ser "fundamentales" como lo son "las 100 medidas" que impulsarán un programa para los próximos cuatro años.

Sin líneas rojas

El líder 'popular' ha asegurado que siente "responsabilidad", tras lo que ha destacado la "confianza" que le han otorgado los ciudadanos con su voto. "En estas primeras negociaciones he aprendido a ponerme en la piel del otro, con líneas rojas y muros no se avanza", ha defendido.

Por su parte, el candidato a la Presidencia de la Junta por Cs ha destacado que el acuerdo rubricado este viernes, día en el que también se han constituido las Cortes de Castilla y León, supone un "paso adelante" en muchos sentidos, entre los que ha destacado la regeneración, la transparencia o los servicios básicos como la sanidad, la educación o los servicios sociales.

"Esperemos que este conjunto de medidas finalmente sea una realidad si se llega a un acuerdo de gobierno", ha señalado Igea, quien ha defendido que la formación a la que representa es fiel a su compromiso de "cambio" porque "en breve" se abrirá un "nuevo periodo" en Castilla y León. "Mi objetivo es que dentro de cuatro años quienes nos votaron digan: sirvió para algo".

Gobierno conjunto

Tras esta reflexión Igea ha asegurado que desde Ciudadanos están dispuestos a trabajar hacia un gobierno "conjunto" que refleje las "reformas". "La composición y estructura del gobierno debe reflejar lo que acabamos de decir, una cosa es un gobierno de coalición y otra un gobierno conjunto", ha defendido.

En cuanto a la estructura del mismo, Igea ha parafraseado a Francisco de Quevedo para aseverar que "sólo el necio confunde el valor y el precio", tras lo que ha defendido que su apuesta pasa por conformar un gobierno que sea capaz de "llevar a cabo" el acuerdo programático rubricado este viernes en el Salón de Recepciones de las Cortes.

En dicho acuerdo, firmado este viernes una hora antes de constituirse el Parlamento autonómico, se incluyen 100 medidas que arrancan con las destinadas a la regeneración política, pero que incluye otros puntos como la fiscalidad, sanidad, educación o políticas sociales, entre otras.

Documento

Acuerdo PP-Cs

Acuerdo PP-Cs

Presentado en una rueda de prensa por Mañueco e Igea, se inicia con el compromiso mutuo de reforzar la protección de los informantes sobre delitos contra la Administración.

Asimismo, las dos formaciones han acordado impulsar una reforma "urgente" del Estatuto de Autonomía de Castilla y León con el fin de suprimir los aforamientos tanto de los procuradores de las Cortes como de los miembros del Ejecutivo autonómico.

Entre los puntos incluidos en este apartado de regeneración se incluyen compromisos mutuos como la restricción de los puestos de libre designación, la simplificación burocrática, el reparto objetivo de los planes de medios y publicidad institucional o la limitación de mandatos a ocho años para los cargos públicos, entre otros.