Vox Andalucía pide ayudas para la Feria de Abril de Barcelona

La formación mantiene su veto a los presupuestos andaluces si incluyen ayudas a asociaciones feministas "por no ser de utilidad pública"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso, en una rueda de prensa.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso, en una rueda de prensa. / DAVID CASTRO

3
Se lee en minutos
Julia Camacho

Vox Andalucía reclamará al Gobierno andaluz de PP y Cs una defensa activa de las asociaciones encargadas de organizar la Feria de Abril de Barcelona y que “intentan mantener sus señas de identidad en Catalunya”. La formación ultraderechista, que mantiene su veto a los presupuestos autonómicos si estos incluyen subvenciones asociaciones feministas o de memoria histórica al entender que no son de “utilidad pública”, sí se muestra proclive sin embargo al apoyo de estas entidades que tratan de perpetuar las tradiciones y la cultura andaluza.

La formación llevará al pleno del Parlamento, que se celebra entre este miércoles y el jueves, una pregunta oral a los responsables de Cultura suscrita por el diputado y miembro de la mesa Manuel Gavira en la que inquieren acerca de si la Junta de Andalucía “ha contribuido a la celebración de la Feria de Abril de Cataluña de este 2019, y en caso afirmativo, con qué tipo de ayudas”. Poco antes, el portavoz parlamentario de Vox Andalucía, Alejandro Hernández, justificaba su petición en una reciente visita realizada por ambos a la pasada Feria, donde el comité ejecutivo de Vox Barcelona montó por vez primera una caseta aprovechando la coincidencia con la campaña de las elecciones generales.

"La fuerza de un sentimiento de pertenencia"

“Es impactante ver la fuerza que puede tener el andalucismo entendido como cultura, tradición o un sentimiento de pertenencia que sigue vigente en tierras catalanas”, refirió Hernández en rueda de prensa este miércoles, “en unos momentos en que las cosas son complicadas para aquellos que se separan del discurso dominante nacionalista separatista”.

En este sentido, la formación de ultraderecha entiende que “es muy importante” que desde el ejecutivo andaluz “se preste apoyo a esas asociaciones que intentan mantener sus señas de identidad allí en Catalunya”, en alusión a la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Catalunya (FECAC), encargada de organizar la feria. El portavoz parlamentario apuntó además a la necesidad de que los hijos y nietos de los emigrantes andaluces que se instalaron en la región y que “a lo mejor, obviamente, viven de otra manera el sentimiento de sus padres, al menos tengan conocimiento de lo que es la cultura y las tradiciones andaluzas”.

Veto a las cuentas andaluzas

La defensa encendida de las tradiciones y el apoyo a la cultura andaluza contrasta con la posición respecto a otro tipo de subvenciones incluidas en los Presupuestos de la Junta de Andalucía, cuyas líneas maestras fueron adelantadas este martes por el consejero de Hacienda, Juan Bravo. Pese a no querer entrar en valoraciones al no tener el detalle concreto de las cifras, el portavoz de Vox insistió en que mantendrán su exigencia de que se retiren determinadas ayudas, especialmente las referidas a asociaciones feministas o memorialistas.

En este sentido, el portavoz de Vox hizo un llamamiento al presidente de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, para que “no se separe de los 37 puntos que tiene suscritos con nosotros” en el acuerdo de investidura. “La responsabilidad debe ser recíproca”, retó en alusión a las peticiones de diálogo y entendimiento para no desestabilizar al ejecutivo. En uno de esos 37 puntos, Hernández, se menciona expresamente la “eliminación” de la convocatoria de subvenciones para “personas físicas o jurídicas que no cumpla evidentes fines de utilidad pública y social”, argumento empleado en anteriores ocasiones para atacar a las asociaciones que luchan por la igualdad entre mujeres y hombres o contra la violencia de género.

Noticias relacionadas

Así, el diputado ultraderechista insistió en conocer las causas del anunciado aumento de la partida de Igualdad, y cargó contra la obligación que tienen los presupuestos autonómicos y generales de incluir como herramienta de análisis una evaluación del impacto de género de las distintas partidas presupuestarias. “Cuando se va a hacer una obra pública, uno de los documentos que se exige es que se haya un informe de impacto de género, en orden a la igualdad de sexo”, indicó, reprochando que “eso no es más que un peaje que nos obligan a pagar a todos los ciudadanos para que determinadas asociaciones hagan ese informe”.

Esa evaluación, que analiza el gasto de la Junta para comprobar la transversalidad de las medidas de igualdad, lo realizan sin embargo los funcionarios de la propia administración. Su inclusión en la memoria del presupuesto es además obligatoria en toda España desde 2007, tras la aprobación de la Ley de Igualdad durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. En el caso de Andalucía, aparece recogido además en la ley autonómica de Igualdad, reformada y aprobada por mayoría el año pasado en el Parlamento andaluz.