Ir a contenido

LOS PROGRAMAS ELECTORALES

Las propuestas de los partidos para el 28-A: educación

Cs propone una asignatura sobre la Constitución española mientras que Podemos quiere dar lugar al feminismo en la enseñanza

PSOE, Unidas Podemos y los independentistas coinciden en la necesidad de derogar la actual ley de educación, la 'ley Wert'

Berta López

Un aula de una escuela concertada de Barcelona.

Un aula de una escuela concertada de Barcelona. / FERRAN NADEU

La Educación es uno de los temas -al igual que la sanidad- que nunca desaparecen del orden del día político, especialmente en un país como España, donde las leyes en ese ámbito se han ido modificando y suplantando a medida que la Moncloa cambiaba de color. En esta campaña, caracterizada por la enorme polarización nacionalista e ideológica, el discurso sobre educación se ha centrado sobre todo en dos grandes ejes: la universalidad y gratuidad de la escuela pública y la lengua.

Las tres derechas, PPCiudadanos y Vox, se han esforzado durante la precampaña en reprobar el modelo educativo catalán de inmersión lingüística, defendiendo el castellano como la "lengua vehicular ordinaria de la enseñanza en todo el territorio español" -según el programa de los populares-, lo que agudiza aún más el afán recentralizador de los partidos de la derecha del eje ideológico.

Además, Cs, en la misma línea, apuesta por la escolarización en castellano, bajo el pretexto de "dar libertad a los padres y madres para escoger en qué lengua prefieren escolarizar a sus hijos". Esto pondría punto y final a un modelo educativo que se llevó a cabo por primera vez en 1983 en Santa Coloma de Gramenet, donde la mayoría de los alumnos eran castellanohablantes y, sin embargo, los padres apostaron por el aprendizaje del catalán. "Garantizar el derecho a ser educado en español en todo el territorio nacional. El español debe ser lengua vehicular obligatoria y las lenguas cooficiales como opcionales", defiende Vox, que no se anda con rodeos, también recurriendo a la justificación de la libertad de elección de los padres.

Contra el "adoctrinamiento", la 'triderecha', también bajo el pretexto de la "libre elección de los padres", defiende los tres modelos de escuela: pública, concertada y privada y la eliminación de la obtención de puntos por zona de influencia. El partido de Pablo Casado y el de Santiago Abascal coinciden en la necesidad de establecer pruebas competenciales y de control al finalizar cada etapa educativa. La formación de Albert Rivera, por otro lado, apuesta por una selectividad única en todo el territorio español.

Constitución y feminismo

Los naranjas, además, parece ser que han encontrado la solución al "adoctrinamiento" que aseguran que se da en la escuela catalana: una asignatura sobre la Constitución española. No son los únicos que proponen una nueva asignatura: en caso de llegar al Gobierno, Unidas Podemos impulsará una materia sobre feminismo.

Mientras que la reivindicación principal de las derechas es la defensa del castellano, Unidas Podemos y el PSOE reivindican la atención prioritaria a la escuela pública frente a la concertada y la privada, así como la gratuidad de la educación de 0 a 3 años, contra las desigualdades y la segregación desde una edad temprana. Ambos proponer aumentar el gasto en educación: los socialistas, hasta llegar al 5% del PIB y la candidatura de Iglesias, hasta el 5,6%. También coinciden, junto con los partidos independentistas ERC y JxCat, en la derogación de la ley educativa vigente impulsada por los populares, la LOMCE, también conocida como 'ley Wert'.

En defensa del catalán 

JxCat se erige como abanderado del modelo educativo catalán de inmersión lingüística "como herramienta de cohesión social" y de la dualidad del modelo público-concertado, aumentando la inversión para la escuela pública-. La candidatura de Jordi Sànchez defiende la educación hasta los 18 años y propone aumentar la inversión y la cantidad de becas para los estudios superiores. Esquerra, que también defiende el modelo de escuela en catalán, basa su proyecto educativo en las máximas de laicidad, gratuidad y de calidad y coincide con Unidas Podemos en la necesidad de retirar el financiamiento público a esas escuelas que segregan por sexos.