Ir a contenido

Torra desobedece a la Junta Electoral y mantiene los lazos amarillos

Acatará lo que le recomiende el Sindic al respecto tras haber presentado sin éxito otro escrito ante el organismo estatal

Artadi sostiene que el conjunto de edificios de las 'conselleries' actuarán igual

Fidel Masreal / Xabi Barrena

Quim Torra junto a Elsa Artadi y Laura Borras.

Quim Torra junto a Elsa Artadi y Laura Borras. / FERRAN NADEU

Quizás se convierta en la primera desobediencia efectiva de la legislatura del Govern independentista. O quizás, probablemente y como en casos anteriores, se trate de una nueva gesticulación llevada hasta el límite pero no ejecutada. Lo cierto es que este martes el 'president' Torra mantuvo el pulso con la Junta Electoral Central a la que desobedeció en su orden de retirar las 'estelades' y los lazos amarillos de las dependencias públicas del Govern con motivo de la inminente campaña electoral. Sin embargo -y ahí entraría la hipótesis de la gesticulación- el Ejecutivo de PDECat y ERC se reserva la posibilidad de acatar la órden si el Sindic de Greujes, al que ha pedido consejo, así se lo recomienda en las próximas horas.

Un Síndic al que, por cierto, el Govern ha hecho caso en sus informes de forma relativa, siempre en función de sus intereses. En cualquier caso, este martes el Govern analizó la situación -disponía de pocsa horas para cumplir el nuevo plazo que le dio el organismo electoral y retirar los símbolos- y llevó a cabo una decisión con la que intenta dejarse abiertas todas las puertas. Por un lado, Torra -en una decisión personal- mantenía el lazo que está en la pancarta que cuelga del balcón del Palau, y los 'consellers' decidían actuar del mismo modo en los edificios de sus 'conselleries'. Eso sí, la portavoz Elsa Artadi dejaba margen a los funcionarios públicos para que decidieran libremente en caso de recibir un requerimiento concreto. Y asumía que los Mossos pueden ser este miércoles los encargados de ejecutar la orden que pueda llegar de la JEC, que se reune este miércoles en Madrid después de volver a rebatir, este martes, el segundo escrito de Torra en el que de nuevo insiste en uyn argumenot técnico -no tan político como la apelación solemne de Artadi a la libertad de expresión- como es la "imposibilidad" de llevar a cabo el requerimiento en todos los edifcios. Torra remite el lista de los bienes inmuebles de la Generalitat, con "tipología" de gestión muy variada. El documento informa a la Junta de la decisión de solicitar opinión al Síndic y por todo ello pide la suspensión del plazo de 24 horas. Suspensión no concedida. El plazo vencía a las seis de la tarde.

Por cierto que este documento, breve, es del "gabinete jurídico", según informó Artadi. Con todo, no todos en el Govern comparten la estrategia de la tensión y el -por el momento- desacato decidido por Torra y recuerdan que existen numerosas maneras de acatar de forma imaginativa las decisiones de la JEC.

A primera hora de la tarde la rueda de prensa del Govern ya se centró casi en exclusiva en los símbolos, así como la controversia política. En ERC, mientras Gabriel Rufián y Joan Tardà compartían la estrategia de Torra, el fichaje para las generales, el todavía líder de EUiA y exdiputado de los 'comuns', Joan Josep Nuet, opinaba que es mejor retirar los símbolos. Unas doscientas personas convocadas por la ANC msotraban su apoyo a Torra por la tarde en la plalça de Sant Jaume de Barcelona. Societat Civil Catalana ha anunciado que presentará mañana una denuncia contra Torra ante la fiscalía. Ciutadans avisaba a Torra de que se estaba situando en el terreno de la desobiediencia penal. Ablert Rivera y Pablo Casado, líderes de Ciutadans y el PP, pedían al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que hiciera actuar a la policía.

Mientras, la delegación del Gobierno en Catalunya remitía a la Junta Electoral Central fotos del Palau y las 'conselleries' que mantienen 'estelades' o lazos amarillos. Y será este miércoles cuando la JEC actue si es que antes Torra no lo ha hecho, acogiéndose al informe de Ribó. 

Responsabilidades penales

La JEC advirtió el lunes a Torra de que podría incurrir en responsabilidades penales si seguía sin acatar la orden de retirar los símbolos independentistas. Cabe recordar que la pasada semana el 'president' respondió a la Junta Electoral con un escrito en el que alegaba que las 'estelades' son símbolos de libertad y no partidistas y que no podía ejecutar la orden de retirar lazos amarillos en todos los edificios públicos. Alegó también que estos lazos no son un elemento partidista, y se basó en una votación del Parlament contraria a la retirada de los mismos.

Esta nueva polémica en relación a los símbolos surgió al presentar Ciutadans un requerimiento a la JEC contra la exhibición de los lazos y las 'estelades'. En un primer momento, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, aseguró que en absoluto el Govern se planteaba retirarlos. Posteriormente el titular de Exteriores, Alfred Bosch, aseguró en el Parlament que el Govern estaba contra la censura, pero eludió concretar si se retirarían los símbolos.