Ir a contenido

EN TARRAGONA

La 'vuelta por Tabarnia' fracasa

Una agencia de viajes se ve obligada a retirar un viaje a Tarragona anunciado como Tabarnia

El Periódico de Aragón

Javier Blasco, responsable de la oficina de Zafiro Tours de Duquesa Villahermosa en Zaragoza

Javier Blasco, responsable de la oficina de Zafiro Tours de Duquesa Villahermosa en Zaragoza / Jaime Galindo

Una agencia de viajes de Zaragoza llamada Zafiro Tours ha tenido que pedir este jueves disculpas públicamente por uno de sus 'tours' organizados que tenía como destinación Tabarnia -fusión verbal de las provincias de Barcelona y Tarragona-, una supuesta región de Catalunya que integra algunas de las comarcas donde Ciutadans (Cs) tuvo mayoría en las elecciones del 21-D.

El periplo estaba previsto para el fin de semana del 2 al 3 de marzo por un precio de 149 euros e incluía una noche en un hotel de tres estrellas situado en el centro de la ciudad, a pensión completa -con dos comidas, una cena y un desayuno-, además de varias visitas guiadas.

Después de un alud de críticas, la agencia ha decidido retirar el cartel y sustituirlo por uno que lleva como destinación Tarragona. Diferentes medios de comunicación tarraconenses habían difundido la oferta turística y. además, destacaban que algunos de los lugares visitados no forman parte de la inexistente Tabarnia.

Desde la sucursal de la empresa en Zaragoza, han exculpado al resto de delegaciones con el mismo nombre comercial. Aún así, la compañía ha publicado un mensaje en Twitter en el que notifica que ya ha pedido a la oficina que retire el cartel y espetaron que su pasión es "viajar, conocer y disfrutar cada rincón con el máximo respeto hacia todo el mundo".

Según recoge El Periódico de Aragón, el jefe de la agencia, Javier Blasco, afirmó sentirse "abrumado y sorprendido" por la reacción de algunos medios de comunicación catalanes. Se justificó diciendo que el hecho de publicitar Tarragona como Tabarnia tenía la intención de ser "algo gracioso, simpático, sin ninguna intención política". Aún así, desde la agencia aseguraron que "pedían disculpas a las personas que hayan podido sentirse ofendidas".

Blasco defendió que lo único que pretendía era alejarse de la típica idea de la Costa Dorada, que además tenía poco sentido en invierno y remarcó que era un "viaje cultural, para nada político".