Ir a contenido

Operación Trampa

Villarejo actuó de agente encubierto para el Gobierno en el BBVA, según su abogado

El letrado anuncia que pedirá desclasificar el 11-M porque "se cerró en falso" y lo relaciona con intereses económicos ocultos

El Periódico / Agencias

El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, durante una entrevista en La Sexta.

El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, durante una entrevista en La Sexta. / SALVADOS LA SEXTA

El comisario jubilado José Villarejo, según ha explicado este lunes su abogado, actuó como parte de la "estructura del Estado" ayudando "a los partidos políticos, a los gobiernos, en las misiones que le han sido encargadas como agente encubierto, y eso también concurre en el caso del BBVA".

El letrado de Villarejo, Antonio José García Cabrera, ha avanzado a los periodistas antes de entrar al segundo día de declaración del comisario en la Audiencia Nacional que su defendido tiene intención de desvelar quién le dio el registro de llamadas y las transcripciones de la 'operación Trampa' sobre el BBVA.

Esta operación se investiga en la pieza 9 del 'caso Tándem' (que está bajo secreto y por la que no está citado Villarejo), concretamente su participación en frenar una operación que pretendía en el 2004 desbancar a Francisco González de la presidencia del banco y convertir a la constructora Sacyr en accionista de referencia.

Para ello, Villarejo habría intervenido más de 15.000 llamadas de miembros del Gobierno, empresarios, instituciones y periodistas.

"Interés general"

Según su abogado, Villarejo, que lleva más de un año en prisión por el 'caso Tándem', intentará demostrar ante el juez que todo lo que hizo fue "en el interés general de todos" y no se trata del "enemigo publico número uno del Estado".

"El señor Villarejo forma parte de la estructura del Estado, ha ayudado a los partidos políticos, a los gobiernos, en las misiones que le han sido encargadas como agente encubierto, y eso también concurre en el caso del BBVA, y por eso vamos a explicarlo ampliamente", ha dicho García Cabrera.

Y es que, según el abogado, no pueden permitir "que se haga una investigación selectiva" y "solo sacar lo que perjudica al señor Villarejo".

"Si se saca, que se saque todo, que se explique todo y se verá cómo toda la intervención del señor Villarejo, por encima de todo interés económico, siempre ha sido cumpliendo las misiones que se le encargaron como agente encubierto y para la seguridad nacional", ha concluido el letrado.

Villarejo ha vuelto este lunes a la Audiencia Nacional para seguir declarando durante tres horas ante el juez del 'caso Tándem', Manuel García Castellón, en la pieza sobre la 'operación Kitchen', diseñada desde el Ministerio de Interior en el 2013 para sustraer documentos al extesorero del PP Luis Bárcenas a manos de su chófer.

Desclasificación del 11-M

Al término de la declaración, el abogado de Villarejo ha anunciado que solicitará al Consejo de Ministros que se desclasifique la información relativa a un "hecho luctuoso" que ha definido como "acto terrorista" y que ha dejado entender que es el 11-M. García Cabrera ha precisado que lo pedirá para que su patrocinado pueda contar "todo lo que sabe" sobre un caso que a su juicio, "se cerró en falso" y del que se derivaron intereses económicos ocultos.

El abogado, como ya hizo la semana pasada al término de la primera declaración de Villarejo, vincula el espionaje para el BBVA con "luctuosos" sucesos para España. "No puedo ser más preciso", ha dicho ante la insistencia sobre si tiene que ver con el 11-M, que ocurrió el mismo año. "Es fácil de deducir por ustedes mismos. Queda mucha información que según ha manifestado el señor Villarejo, debe desclasificarse sobre el origen, los intereses nacionales e internacionales, los intereses económicos que se derivaron de ese acto terrorista", ha especificado.

Según ha dicho, la 'Operación Trampa' "no es simplemente un encargo profesional privado y detrás del mismo hay intereses estratégicos del Estado". "Se aprovecha una coyuntura donde el BBVA necesita una información, nada más que esto, de carácter defensivo para una operación de Estado", ha apuntado el abogado.

"BBVA digamos que es un actor ocasional que nada tiene que ver y que incluso es muy posible que desconociera la trascendencia económica, internacional, política de esa operación inicial", ha añadido.