Ir a contenido

Desde su móvil

Dos años de cárcel para un acusado de acceder a la propaganda de Daesh

El presunto yihadista poseía uno de los tres dispositivos que había en España con entrada a material terrorista

El Periódico / Agencias

Entrenamiento del grupo denominado Estado Islámico en Yemen.

Entrenamiento del grupo denominado Estado Islámico en Yemen. / EL PERIÓDICO

El presunto yihadista juzgado este jueves por la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por tener acceso directo desde España al aparato propagandístico del Daesh, Abdellatif Housini, ha aceptado dos años y dos meses de cárcel por autoadoctrinamiento.

La sesión ha sido breve dado que el acusado ya había mostrado su conformidad tras la rebaja de solicitud de pena acometida por la Fiscalía, que inicialmente solicitaba cuatro años de prisión por este delito.

Según el escrito de acusación, Abdellatif Housini era poseedor de uno de los tres dispositivos que había en España que accedían a soflama "original concebida, elaborada y difundida por el aparato central de propaganda" de Daesh "a través de 'AMAQ' y utilizando la aplicación difundida por la organización, lo que suponía tener material genuino y proveniente de Daesh".

Housini sufrió un "proceso de radicalización acelerada que, tras un proceso de autoadoctrinamiento, le convirtió en una herramienta puesta a punto para pasar a la acción mediante la comisión de acciones violentas", según el escrito de acusación, que incide en que entre el 2015 y el 2016 desarrolló una "búsqueda cada vez más compulsiva de material yihadista", siempre desde su móvil, donde portaba "material propagandístico del Daesh".