26 nov 2020

Ir a contenido

Torra ofrece a Sánchez un diálogo "efectivo, sincero y valiente"

Propone abordar la autodeterminación en una cita que podría ser este jueves junto a tres 'consellers' y ministros

Iceta abre la mano a que ambos presidentes "hablen de todo" y el 'president' ha garantido la seguridad el 21-D

Fidel Masreal / Barcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament. 

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament.  / ALBERT BERTRAN

El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy en la sesión de control al Govern en el Parlament, que estamos ante la "semana del diálogo" y ha ofrecido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si se concreta la entrevista entre ambos -posiblemente este jueves por la tarde, acompañados de tres 'consellers' o 'conselleres' y ministros o ministras- se produzca "con voluntad de diálogo efectivo, sincero y valiente por parte de las dos partes, en este momento en el que la derecha y la ultraderecha española están como están, es más que nunca necesario que este dilálogo entre gobiernos sea sincero, honesto y relamente efectivo".

Torra ha avanzado que planteará a Sánchez lo que ha descrito como los grandes consensos de la sociedad catalana: el rechazo a la monarquía y a la cárcel para los líderes independentistas, la defensa del referéndum, el rechazo a la represión y al 155 y la defensa de la escuela catalana y la inmersión. Por su parte, Jéssica Albiach, de los 'comuns' le ha reclamado que atienda a la agenda social catalana, en relación a reivindicaciones de colectivos sanitarios, educativos, de los funcionarios y Mossos d'Esquadra. Torra ha garantizado que tendrá presente la agenda social y ha aprovechado para anunciar que el presupuesto del 2019 incremntará la invesrión social en un 10%, con lo que ha pedido a los 'comuns' que apoyen las cuentas.

Diálogo interno en febrero

Torra también ha aceptado la necesidad de reactivar el diálogo interior en Catalunya, como le ha reclamado Albiach, y en este sentido ha convocado para el 8 de febrero una segunda reunión de la mesa de diálogo entre partidos, que reunión en Palau al Govern con JxCat, PSC, ERC y los 'comuns'

Iceta abre la puerta a hablar de todo

Por su parte, el líder del PSC, MIquel Iceta, ha propuesto a Torra "que se produzca el contacto entre los dos jefes de gobierno y que desde las posiciones de partida muy aljeadas, recomendaría que se hable de todo pero consigamos que la recuperación de las relaciones institucionales entre los dos gobiernos, posible gracias al cambio de gobierno, y que se mantenga y sirva para llegar a acuerdos y llegar a más de cara al futuro".

La seguridad

Torra por otra parte ha garantizado, a preguntas del PP, que se garantizará la seguridad ante las protestas con motivo de la celebración del consejo de ministros el día 21 en Barcelona. Una fecha que ha criticado. Con todo, Torra ha sido especialmente contundente contra el líder del PP, Alejandro Ferández, por las palabras del líder del PP, Pablo Casado, acusando al 'president' de pretender un derramamiento de sangre. "Es intolerable", ha afiramdo Torra, que ha exigido sin éxito a Ferández que rechace estas expresiones. Ferández se ha limitado a volver a reclamar la dimisión del 'president'. A preguntas de Inés Arrimadas, tambén ha reiterado "rirmeza, serenidad, civismo; no saldremos nunca como no lo hemos hechos, de los carriles de la democracia, justicia y la no violencia. No se inventen relatos de violencia, que han llevado a nuestros compañeros a la cárcel”. La líder de la oposición ha acusado al 'president' de "proteger a los violentos, los justifica, los blanquea".

Pobreza energética

Por otra parte, en la sesión de control al Govern, la 'consellera' de Emrpesa, Àngels Chacón, ha asegurado que tras reunirse ayer con el Síndic de Greujes, para "intentar coaccionar" a las grandes empresas suministradoras de servicios públicos básicos para que se ocmprometan a la hora de firmar convenios contra la pobreza energética. Los 'comuns' se han preguntado si el Govern tiene miedo a ejercer esta presión y han denunciado el incomplimiento de las grandes empresas con la ley de pobreza energética.