Ir a contenido

MOVILIZACIÓN

La ANC convoca una protesta para el 21-D ante la presión de los 'chalecos amarillos' independentistas

La entidad anuncia una convocatoria contra la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona tras recibir la presión de sus bases por "inacción"

Ciudadanos anónimos, desvinculados de partidos y organizaciones, llaman a bloquear puntos estratégicos de Catalunya a través de las redes sociales

Júlia Regué

Protesta de los chalecos amarillos en Francia.

Protesta de los chalecos amarillos en Francia.

La ANC no está dispuesta a perder su liderazgo en las calles y ha llamado a la movilización para el próximo 21 de diciembre -sin explicitar cuándo, cómo ni dónde- tras verse sobrepasada por un grupo de independentistas anónimos que se proponen paralizar Catalunya como respuesta al aterrizaje del Gobierno de Pedro Sánchez en Barcelona.

En un apunte en las redes sociales, la entidad soberanista pide a los suyos que se "reserven" la fecha y añade que sus convocatorias "solo" se difunden por sus canales oficiales. En un primer momento se achacó la idea a la sectorial de la ANC 'Treballadors/es per la República', pero apresuraron a desmentir cualquier vinculación. Fuentes internas aseguran que las acusaciones de "inacción" de los sectores más "hiperventilados" presionaron para "acelerar" una propuesta propia para esa cita. 

De hecho, en su escrito, dejan caer un guiño por el 'pressing' recibido: "No será un círculo ni un lazo de luz", unas aseveraciones calcadas a las críticas que recibieron en los canales de mensajería instantánea en los que se traza la estrategia para bloquear distintas ubicaciones emulando a los 'chalecos amarillos' franceses. Pretenden cortar la triple frontera de La Jonquera, Vinarós y Aragón; el puerto de Tarragona y Barcelona, la AP-7 a la altura de Girona, la C25 en Manresa, el aeropuerto de Barcelona y el de Reus (Tarragona), la ronda de Dalt y la Litoral, y también el centro de la capital catalana en el cruce del paseo de Gràcia con la avenida Diagonal. 

Cerca de 7.000 internautas conversan a través de la aplicación Telegram para revivir los "paros de país" celebrados el pasado 3 de octubre y 8 de noviembre, pero ningún sindicato se ofrece a liderar la iniciativa. Tampoco ninguna entidad ni partido político. Y es que algunos usuarios desconfían de la convocatoria porque alguien colocó el enlace en una comentada página de 'Forocoches'. Un mensaje firmado por los Comitès de Defensa del Refrèndum (CDR) en uno de los chats espeta que están tratando de contactar con los impulsores para "averiguar quién son y su fiabilidad" y añade: "Que no hagamos campaña de comunicación no quiere decir que estemos quietos. Tenemos la manía de de preparar las cosas antes de gritarlas a los cuatro vientos", zanja. Desde su cuenta oficial difundieron un cartel propio sin mencionar a los 'chalecos amarillos'. 

La 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern, Elsa Artadi, aseguró el martes que "garantizaría el derecho a la manifestación y la seguridad de todo el mundo". Unas declaraciones que, para algunos usuarios activos en estos canales de difusión, sirvieron de trampolín para impulsar convocatorias como esta, más aún cuando Artadi sentenció que la reunión del equipo de Sánchez en Barcelona la leía como una "provocación".