Ir a contenido

REUNIÓN DEL EXECUTIU

La Generalitat ve "una provocación" que el Gobierno se reúna en Barcelona el 21-D

"No se ha avanzado nada en seis meses", denuncia Artadi

El Govern defiende el "derecho a protestar" de los que no estén de acuerdo con ese encuentro

Daniel G. Sastre

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, en rueda de prensa tras una reunió del consell executiu.

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, en rueda de prensa tras una reunió del consell executiu. / ANDREA ZAMORANO (ACN)

El deshielo entre Govern y Gobierno parece cada vez más lejano. Al menos por la parte de la Generalitat, que ya no esconde su malestar por la reunión que el Ejecutivo español celebrará en Barcelona el próximo 21 de diciembre. Según la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, ese encuentro tiene "un punto de provocación".

Lo tiene, según ella, tanto por la fecha elegida -el primer aniversario de las elecciones autonómicas que convocó Mariano Rajoy- como por la falta de pasos adelante en la resolución del conflicto catalán. "No se ha avanzado nada en seis meses. Y esas elecciones las ganó el independentismo, que ha denunciado reiteradamente la no aplicación del resultado, con la intervención del juez Llarena en los debates de investidura. Una parte de los representantes no han podido ejercer sus funciones de representación, o lo hacen coaccionados. Y en ese contexto deciden hacer un Consejo de Ministros en Barcelona", ha resumido.

De hecho, la portavoz del Govern no se ha querido desvincular de las protestas anunciadas -algunas por los CDR, con la intención de paralizar Catalunya- para ese día en Barcelona. Artadi se ha limitado a afirmar que la Generalitat "está de acuerdo con que la gente tiene derecho a protestar".

"La percepción de parte de la población es de una cierta provocación. Quizás no se ha buscado expresamente la fecha, quizás no se ha prestado atención. Pero hay partes de la sociedad que pueden interpretarlo así. Nosotros tenemos la convicción de que se debe respetar el derecho de la gente a poderse manifestar con libertad", ha añadido.

También la reunión entre los dos presidentes, Pedro Sánchez y Quim Torra, parece definitivamente abocada al fracaso. La portavoz del Govern ha denunciado que el jefe de la Generalitat estaba dispuesto a celebrar un encuentro "de trabajo", y no "protocolario". "Si hay voluntad, hay que venir a una reunión de trabajo, previamente trabajada por los dos equipos, adelante. Pero eso no está pasando. Si quiere eso, siempre es bienvenido", ha dicho.