Ir a contenido

ELECCIONES EUROPEAS

ERC pedirá al Parlamento Europeo que envíe observadores al juicio por el 1-O

Jordi Solé afirma que "en Europa piden que demandas políticas tengan soluciones políticas"

El eurodiputado cree que podrán volver a ser la fuerza más votada en Catalunya en las elecciones europeas

Alex Bustos

El eurodiputado de ERC, Jordi Solé, en el desayuno informativo en el Colegio de Periodistas.

El eurodiputado de ERC, Jordi Solé, en el desayuno informativo en el Colegio de Periodistas. / Alan Ruiz Terol (ACN)

El eurodiputado de ERC, Jordi Solé, ha manifestado la intención de su partido de ganar las elecciones europeas en Catalunya, de "reeditar su victoria" del año 2014. Para ello cuenta además con una coalición, aún por concretar, con otros partidos nacionalistas de izquierdas, como el Bloque Nacionalista Galego (BNG) o EH Bildu.

De momento no está claro si la CUP se presentará a los comicios europeos, y si en ese caso formaría parte de esta coalición. Solé asegura que podrían entrar en ella otras fuerzas de "izquierda que defiendan el derecho a decidir". Queda cerrada la puerta entonces a la participación del PDECat y Carles Puigdemont en ella. De momento no se han concretado nombres, pero sí ha apostado por "una lista cremallera" que fuese paritaria entre hombres y mujeres, con la posibilidad de que por primera vez ERC tuviese una eurodiputada.

Reacción europea

Solé ha asegurado que espera que la Unión sea capaz de defender a Oriol Junqueras y que pueda ejercer sus derechos políticos en Bruselas. "Queremos que la UE nos aguante la mirada cuando les digamos que tenemos un eurodiputado en situación de privación de libertad de manera absolutamente injusta, que ha sido escogido por la ciudadanía y que quizás no puede ejercer como eurodiputado", ha sostenido. 

También ha pedido que observadores del Parlamento Europeo acusan al juicio del 1-O, aunque no confía en que se acepte la petición. Ha argumentado que "es necesaria" su presencia porque podrán "observar que todo se produzca con garantías". Aunque ha admitido que hay posiciones dispares en la UE respecto al proceso independentista catalán, Solé afirma que una postura común es que "demandas políticas tengan soluciones políticas".

Proyecto común

En paralelo, el reciente asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi ha puesto de manifiesto que no existe una política exterior europea común. En este sentido, Solé apuesta por una política exterior de la UE "cohesionada y coherente", que defienda los derechos humanos, la democracia y la justicia y que sea un referente para países de fuera de la Unión. El eurodiputado aboga por que los países comunitarios sean una entidad influyente, aunque critica la idea de crear un ejército común.

El proyecto de ERC apuesta por una Europa más social, en el que el presupuesto garantice unos ingresos mínimos para los ciudadanos y que no se olvide de los derechos fundamentales, como el derecho al asilo, que países como Polonia no respetan.