TENSIONES EN LA CONFLUENCIA

Los 'comuns' soberanistas presentan su órdago a la dirección

Reivindican "cambiar el rumbo" de la confluencia y señalan a ICV como "uno de los obstáculos" del proyecto

Albiach niega que el cese del coordinador parlamentario, autor del manifiesto crítico, sea fruto de la discrepancia política

Elisenda Alamany y Joan Josep Nuet en la Casa Golferichs.

Elisenda Alamany y Joan Josep Nuet en la Casa Golferichs. / ELISENDA PONS

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El espacio de los 'comuns' sigue en combustión desde que Xavier Domènech tiró la toalla. Era el pegamento que mantenía unida a la confluencia, la tapa que evitaba que saltara por los aires la olla a presión del espacio. Tras su salida todos los conflictos larvados han salido a flote. Jéssica Albiach, sustituta de Domènech en el frente de los comuns en el Parlament, ha defendido este martes la decisión de prescindir de Marc Grau como coordinador del grupo parlamentario. Grau, persona de estrecha confianza de la portavoz parlamentaria Elisenda Alamany, fue relevado de su cargo este lunes, horas antes de que se presentara el manifiesto del sector soberanista, escrito precisamente por el hoy ya excoordinador parlamentario.

Tras la marcha de Domènech la ejecutiva de los 'comuns' había planteado la necesidad de reorganizar el grupo. Y Grau estaba en el punto de mira de varios sectores de la confluencia. Había habido negociaciones para llegar a un acuerdo hasta este lunes. Según los soberanistas se habían emplazado a seguir hablando. Pero finalmente Albiach anunció la decisión horas antes de que ese sector presentara su órdago en forma de manifiesto. "Tras semanas de intentar reconducir la situación no ha sido posible. Lo más lógico era cesarle cuando no contaba con la confianza del mayoría del grupo". 

Sobiranistes, el nuevo corriente de los 'comuns', se presentó este martes en sociedad en un Centre Cívic Casa Golferichs que se quedó pequeño (cabían 80 personas y 150 más se quedaron en la calle). Los diputados Elisenda Alamany y Joan Josep Nuet hicieron una llamada a "enderezar el rumbo" de la confluencia, que consideran que se ha pagado electoralmente el precio de apartarse del soberanismo.

Además de estos dos diputados, también acudieron, entre otros Joan Giner (exdiputado de Catalunya Sí que es Pot), David Companyon (exdiputado de EUiA), a Dolors Sabater (exalcaldesa de Badalona) y Carles Escolà (alcalde de Cerdanyola). También miembros de MES (escisión soberanista del PSC), siguen con interés esta iniciativa, pendientes de ver si queda en simple corriente interna o alcanza vida propia. "Esta plataforma está abierta a cualquiera persona y actor político catalán que crea en nuevas formas de hacer política", comentó Alamany. Desde su punto de vista, dentro de la confluencia los "partidos deben dar un paso atrás para que el proyecto dé un paso adelante", señalando a ICV como "uno de los obstáculos".   

Noticias relacionadas

Sin riesgo de escisión

La dirección del partido restó importancia al órdago, enmarcándolo en la pluralidad del espacio, y Jéssica Albiach, líder de los 'comuns' en el Parlament, descartó que pueda derivar en una escisión. Algo en lo que coincidió Alamany. Más discrepancias tienen sobre la destitución de Marc Grau. Albiach negó que el cese del coordinador parlamentario y autor del manifiesto crítico sea fruto de la discrepancia política y apuntó que simplemente había "perdido la confianza de la mayoría del grupo parlamentario". "Las miserias internas que las expliquen los que las protagonizan", respondió al respecto Alamany.