20 sep 2020

Ir a contenido

Casado defiende que su giro a la derecha reconquista electores

El presidente pide a sus barones "reafirmar el voto propio" y mantener "una intensidad política muy alta"

Pilar Santos / Madrid

José María Aznar durante la entrevista en Telecinco.

José María Aznar durante la entrevista en Telecinco.

Pablo Casado está empezando a saber lo que es encajar las críticas internas y, por ahora, afirma que no le preocupan. A los políticos del PP que están desconcertados por los ataques desordenados contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por los gastos en prostíbulos de una fundación ya extinta, Casado les pide que piensen en el fondo y no en las formas; y a los que están preocupados por el volantazo a la derecha que ha dado al recuperar el tema del aborto (y reclamar la ley de 1985 y rechazar la de plazos de 2010) y negarse a regular la eutanasia, les responde con encuestas internas: según fuentes de la dirección, ese acelerón conservador les ha permitido mejorar y recuperar a algunos votantes abstencionistas y a las personas de más de 55 años que optaron por Ciudadanos en las dos últimas elecciones generales. "Ahora estamos conectando con la gente que se nos fue", afirman esas fuentes.

No lo ven con tanto optimismo en el PP andaluz, donde se quejan que con este proceso de derechización no se logrará recuperar el voto joven que se fue al partido naranja. Esa comunidad celebra elecciones el próximo 2 de diciembre y Ciudadanos sueña con tener un voto más que el PP para poder celebrar el 'sorpasso' y coger impulso para las municipales y autonómicas del próximo mes de mayo.

"Casado nos ha subrayado que estamos en un momento de 'reafirmación del voto propio' y que hay que insistir en esos mensajes", señala un barón popular, que añade que les ha pedido "ocupar los espacios políticos" en referencia a los medios de comunicación y "tener una intensidad política muy alta". El presidente del PP es él mismo el principal referente de la alta exposición en la prensa, otra característica que en Génova defienden porque recuerdan que era una de las críticas más habituales que la oposición y los periodistas le hacían a su antecesor, Mariano Rajoy. 

El líder del PP presentó este lunes la nueva fundación del partido, Concordia y Libertad, cuyo presidente será Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno fallecido. El primer encargo que ha recibido es ayudar al "rearme ideológico" del partido. En un acto en una sala del Congreso, Casado explicó que espera que esta nueva institución sera "heredera de la tradición" de las anteriores fundaciones del partido, desde los estudios económicos que "abanderó la FAES" de José María Aznar a los trabajos más recientes de Humanismo y Democracia (la última fundación que impulsó Rajoy tras desvincularse de FAES en 2016).

Abascal y Vox

Precisamente Aznar reaparecerá este martes al lado de Casado en la (enésima) presentación pública del nuevo libro del exjefe del Ejecutivo. Como aperitivo, este lunes en una entrevista en Telecinco el exinquilino de la Moncloa habló de Vox, la formación de ultraderecha que puede conquistar a parte del votante del PP, y calificó a Santiago Abascal, su líder, como "un chico lleno de cualidades". Aznar le pidió que "oriente políticamente sus aptitudes donde las tuvo en otros momentos", haciendo referencia a su inicios políticos en el PP vasco. 

En una entrevista en Telecinco, Aznar, preguntado por la subida de Vox en las encuestas, señaló que el electorado del partido de ultraderecha liderado por Abascal son antiguos votantes del PP y por tanto reivindica que vuelvan al partido. "Espero que sea un proceso que con el tiempo se pueda arreglar", indicó.

Aznar defendió este lunes la decisión del Tribunal Supremo de revisar la sentencia sobre a quién corresponde pagar el impuesto de las hipotecas y avisó del "populismo judicial" que ha generado, a su juicio, este caso. El Supremo revisará el fallo del pasado jueves en el que determinaba que eran los bancos los encargados de abonar el importe de dicho tributo.

Para Aznar, esta sentencia se podría haber evitado porque considera que era una decisión "más popular que jurídica". "El populismo judicial es muy perturbador, hay que tener mucho cuidado con determinadas situaciones que afectan a la Justicia", avisó.

Por esto, aplaudió la decisión del Tribunal Supremo de revisar esta sentencia porque, señaló, se habían puesto en peligro, desde el punto de vista jurídico, "muchos principios que tienen que ser salvaguardados".

Llamada de Iglesias a Puigdemont

Por otra parte, Aznar considera "insólito" que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, tuviera conversaciones este fin de semana con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el líder de ERC, Oriol Junqueras, para negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019.

El pasado viernes Iglesias se reunió con Junqueras en la cárcel de Lledoners y durante la tarde de ayer, Iglesias informó en un mensaje en Twitter que había mantenido una conversación telefónica con Puigdemont, que se encuentra fugado en Bélgica.

"Acabar con la Constitución"

A su juicio, Iglesias quiere "acabar con la Constitución, con la unidad de España y la Corona", por lo que no es aceptable esta negociación en sus manos. "Puede negociar en nombre del Gobierno con golpistas, pero no puede ser el futuro de España, políticamente no es aceptable ni razonable", subrayó.

Asimismo, rechazó hacer un paralelismo entre el diálogo del Gobierno y los dirigentes independentistas y el Pacto del Majestic firmado por el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol y en el que apoyaba la investidura de Aznar en 1996 como presidente del Gobierno.

"No tiene nada que ver. Los pactos que se hicieron en la transición fueron de integración y tuvieron el reconocimiento de la pluralidad constitutiva de España a cambio de la lealtad nacionalista a España, y actualmente eso se ha roto porque los nacionalistas se han convertido en secesionistas", agregó.