Ir a contenido

INVESTIGACIÓN

La ANC pidió a los bomberos que colaboraran con los CDR

Con mensajes de móvil les organizó fijándoles horarios, vestimenta, colocación en la calle y misiones de seguridad

"Que no se vaya nadie. Puede que tengamos que defender nuestras instituciones", les ordenó el 27 de octubre

Juan José Fernández

21 de septiembre de 2017. Un grupo de bomberos participa en una concentración ante los juzgados de Barcelona para protestar por las detenciones de personas relacionadas con los preparativos del intento de referéndum del 1-0.

21 de septiembre de 2017. Un grupo de bomberos participa en una concentración ante los juzgados de Barcelona para protestar por las detenciones de personas relacionadas con los preparativos del intento de referéndum del 1-0. / JORDI COTRINA

"Ya hemos declarado la independencia!!!! Pero que no se vaya nadie. No sabemos qué pasará las próximas horas. Puede que tengamos que defender nuestras instituciones", les dijo a sus asociados la sectorial de bomberos de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) el viernes 27 de octubre de 2017.

Un chat de organización de movilizaciones de bomberos al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO emitió este mensaje a primera hora de la tarde. En el Parlament, la mayoría independentista había aprobado a solas una propuesta de resolución para la constitución de una "república catalana como estado independiente, soberano, democrático y social".

Era lo que los bomberos independentistas habían estado llamando en clave "Festa Major" durante la semana previa, que el soberanismo vivió con expectación. El miércoles 25, la ANC les dijo a sus bomberos: "Us demanem PACIÈNCIA (en mayúsculas en el mensaje original). En breu rebreu el programa de la Festa Major al vostre grup territorial". El mismo mensaje, enviado a sus móviles, añadía una exigencia entre lo épico y lo bélico: "També us demanem COMPROMÍS. Ara es l’hora. No podem defallir".

Tres de los mensajes enviados por la sectorial de bomberos de la Assemblea Nacional Catalana en octubre y noviembre de 2017 en su chat de organización de movilizaciones  /EL PERIÓDICO

Complemento de los CDR

En el otoño del ‘procés’ varias llamadas de la Assemblea a los bomberos les indicaron que debían combinarse con los CDR. El 8 de noviembre, horas antes de la huelga general convocada en Catalunya para el día siguiente, el chat emitió, entre otras instrucciones, la de "acudir con el móvil cargado, batería, agua y comida" o, en los teléfonos, "revisar las medidas de seguridad: contraseña para desbloquear, vaciar determinadas conversaciones…" Pero la primera de la lista era: "Col·labora amb els CDR". 

Los Comités de Defensa de la República bloquearon numerosas carreteras en aquella huelga. Cerca de Girona, en la N-II, creció la tensión entre una patrulla de mossos y los bomberos cuando éstos se negaron a la petición de aquellos de apagar unas balas de paja que ardían en la calzada.

Cuatro meses después, tras la detención, el 25 de marzo en Alemania, de Carles Puigdemont, la ANC instó a los bomberos a "participar en todos los actos y convocatorias que se hagan desde los CDR y las entidades soberanistas".

En fila y de uniforme   

Numerosos bomberos de Catalunya, entre los que el independentismo tiene fuerte implantación, participaron en  las movilizaciones grandes de la ANC. Pero sus apariciones no eran espontáneas; respondían a firmes códigos de organización enviados a sus móviles.

Como si fueran escuadrones, la ANC les indicó normas de uniformidad, puntos de concentración y disposición de efectivos para formar. La entidad no ha querido comentar estos extremos.

El 10 de octubre, de cara a la tensísima sesión en el Parlament, fueron llamados a acudir a la Ciutadella de Barcelona "de paisano", pero llevando en sus mochilas "la chaqueta de alta visibilidad y el casco F-2 (…) La chaqueta y el casco solo nos los pondremos si se da la consigna".

El 3 de octubre, la ANC les indicó: "Caminem en fila fins a Plaça Tetuan. Allà la manifestació gira cap el Parlament, bajando por Passeig de Sant Joan … Ens agrupem per baixar junts".

Bomberos forestales en la manifestación del 8 de noviembre de 2017 en Barcelona. La foto está tomada al paso de la marcha ante la Jefatura Superior de Policía, en la Vía Laietana / MARTÍ FRADERA

Las normas internas incluyeron numerosas órdenes de encriptación de sus comunicaciones -renovar las contraseñas de los móviles y de las aplicaciones, desconectar el GPS, borrar copias de seguridad automáticas, usar la aplicación de mensajes efímeros Signal…- así como otra de censura: no hablar espontáneamente con ningún periodista. "Estamos en un momento delicado, y hay que saber qué decir, cómo decirlo y a quién decirlo", les explicaron.

“Ojos abiertos”

Desde que, el 1-0, algunos bomberos se interpusieron ante los antidisturbios, la Assemblea los utilizó como servicio de orden paralelo. Durante las manifestaciones volaban mensajes como este del 3 de octubre: "Alerta a los bomberos que estén en Vía Laietana. La gente está muy alegre y ya ha bebido mucha cerveza. Las papeleras están llenas de botellas de vidrio. Ojos abiertos". En otras ocasiones se les indicó el momento de "formar cordón" ante las fuerzas de seguridad.

Pero no solo fueron usados como parapeto o servicio de vigilancia. También como animadores en escraches ante alojamientos de las fuerzas policiales enviadas por el Estado de cara al 1-0. Uno de ellos, el que muestra este vídeo, fue grabado la noche del 4 de octubre por guardias civiles alojados en un hotel de La Seu d’Urgell (Lleida). Los bomberos habían situado sus camiones y coches oficiales a la entrada y salida de la calle donde se encontraba el hotel, impidiendo la salida o el acceso de vehículos policiales.

El 4 de octubre de 2017, los bomberos de La Seu dUrgell lideraron un escrache nocturno contra los guardias civiles alojados en un hotel de la localidad. Este vídeo fue grabado por uno de los agentes desde el interior del hotel. / J.F.

El 3 de octubre y más al sur, en otra de estas acciones contra las fuerzas de seguridad del Estado, advirtió la ANC: "Los bomberos que iréis a la manifestación convocada esta tarde ante el hotel de Pineda donde está la Guardia Civil, OJOS BIEN ABIERTOS. Hay infiltrados por allí. Quieren altercados". Este mensaje se emitió a las cuatro de la tarde. Dos horas después, este otro: "Llamada a todos los bomberos que os encontréis en la zona de Pineda: los compañeros que están allí están pidiendo REFUERZOS. Se está calentando mucho el ambiente".

El mando de los antidisturbios enviados por el Ministerio del Interior a Catalunya estudió los movimientos y el potencial de los bomberos en las manifestaciones, según fuentes policiales. Les preocupaba que llegaran a usar la espuma de sus extintores, haciendo la calzada muy resbaladiza en una carga policial, o que interpusieran objetos ardiendo entre la policía y el público, relatan estas fuentes.

Boicots

Los bomberos independentistas eran llamados a manifestarse no por su cuenta y en el momento que eligieran, sino con arreglo a un canon y horario determinados. "Recordad que nuestra función, allá donde se nos necesite, será SIEMPRE la de pacificadores de los ciudadanos y detectores de posibles generadores de altercados. Haremos servir la carta del silencio y manos en el aire que nos ha funcionado muy bien", les indicaron el 10 de octubre. Pese a que los primeros lugares de propiedad pública en la que lucieron esteladas fueron algunos parques de bomberos de Girona, en ese mismo mensaje se les prohibía llevar a la manifestación "CAP bandera".

Con parecido rigor se indicó a los bomberos que debían participar en otro tipo de movilizaciones. El 19 de octubre de 2017 y el pasado 8 de marzo, la ANC les convocó a lo que llamó "Acción Directa Pacífica número 1", que consistía en sacar dinero de sus cuentas corrientes en cualquiera "de los cinco principales bancos". En la acción de marzo, por indicación del chat, los bomberos no podían sacar menos de 110 euros. La cantidad era un símbolo "para recordar el día en que nuestro pueblo demostró su fuerza: 1-0".

Las indicaciones no solo implicaban comportamientos y recursos privados; también los bienes públicos. El 25 de febrero pasado, durante una visita del Rey a Barcelona, los bomberos independentistas fueron llamados a "recibir a Felipe VI con ruido por ser el máximo responsable de la represión del 1 de octubre". Hora fijada, las 21:00. Y para hacerse oír, esta instrucción: "Si estás de guardia en el parque, haz sonar las sirenas del camión".

0 Comentarios
cargando