'operación tándem'

El juez vuelve a rechazar dejar libre a Villarejo tras las filtraciones

El magistrado le reprocha su falta de colaboración sobre el riesgo que suponían sus grabaciones

Asegura que los indicios contra el excomisario se han agravado en las seis piezas en las que le investiga

El excomisario José Manuel Villarejo.

El excomisario José Manuel Villarejo.

Se lee en minutos

Ángeles Vázquez

Si el excomisario José Manuel Villarejo albergaba alguna esperanza de que las filtraciones que se han producido de su archivo de audios le ayudaran a recuperar la libertad, este viernes ha podido comprobar lo que se equivocaba. El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha vuelto a rechazar su puesta en libertad en un auto en el que destaca su "absoluta falta de colaboración" respecto al "riesgo implícito meramente anunciado" por el imputado sobre "los archivos de información" que atesoraba y de la que dice que es "clasificada" respecto a la "defensa o seguridad nacional".

Según el magistrado, le ha dirigido varios requerimientos para que aclare a qué se refiere al enunciar el hipotético riesgo que entrañan las grabaciones que ha realizado durante años a todo aquel con el que se reunía, pero Villarejo no ha respondido. A través de los medios se han conocido varias, desde la realizada a Corinna Larsen, en relación con el Rey eméritoCorinna Larse, a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, cuando era fiscal de la Audiencia Nacional y comió con él en 2009.

Indicios aumentados

Además, el juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 tiene en cuenta que los indicios existentes contra el expolicía cuando en noviembre se decretó su ingreso en prisión por el 'caso Tándem', en la que se investigan las cloacas policiales, lejos de disminuir han "aumentado". Circunstancia que se ha producido en las seis piezas abiertas, aunque se hayan archivado para los clientes que le contactaban para ciertos servicios por su entramado empresarial y algunos de los que también estaban imputados, como el excomisario de Barajas Carlos Salamanca

La última de esas piezas se abrió la pasada semana, a raíz de la publicación en Moncloa.com de la conversación de la comida del excomisario con Delgado y el exjuez Baltasar Garzón. De Egea abrió una pieza separada para investigar los posibles vínculos entre Villarejo y ese medio de comunicación.

Te puede interesar

Todo ello permite a De Egea argumentar que el riesgo de fuga no se ha reducido pese al tiempo que se lleva instruyendo la causa. Además, siguen abiertas varias líneas de investigación por las incautaciones de numeroso material documental e informático en los registros realizados en su domicilio y el de su socio, el abogado Rafael Redondo, que quedó en libertad tras pagar los 100.000 euros en que quedó reducida su fianza. Además, hay comisiones rogatorias a distintos países en trámite.

El magistrado imputa a Villarejo los delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales. Sostiene que ante la gravedad de los hechos que se le atribuyen, por los que se le podría "imponer una eventual sentencia condenatoria en todo caso superior a los tres años de prisión", procede que siga en la cárcel.