Ir a contenido

DOCUMENTO INTERNO

La ANC debate un ultimátum a Torra: plan para la república antes del 21-D o elecciones

El secretariado nacional discutirá este sábado un documento que carga contra el Govern por su "incoherencia" y su "gestión puramente autonomista"

La cúpula se divide a la hora de fijar plazos para la independencia y fuentes de la entidad apuntan que Paluzie decantará las balanzas

Júlia Regué

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, en la presentación de la próxima Diada.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, en la presentación de la próxima Diada. / QUIQUE GARCÍA

Ultimátum al 'president': O hoja de ruta para implantar la república antes del 21 de diciembre o disolución del Parlament y elecciones. En esta dicotomía quieren poner algunos miembros de la ANC al líder del Ejeuctivo catalán, Quim Torra.

El secretariado nacional se entablará este sábado para debatir un documento interno, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, en el que la entidad soberanista reclama al Govern que se comprometa a "fijar una única y nítida estrategia de gobierno, para la implantación de la República, antes del 21 de diciembre" o de lo contrario "exigirán al Molt Honorable President, que a partir del 1 de enero disuelva el Parlament y convoque inmediatamente elecciones".

De esta forma, la entidad vuelve a poner sobre la mesa plazos para alcanzar la independencia, un calendario que ya vieron incumplido por los partidos independentistas cuando promulgaban que 18 meses después del 27 de septiembre del 2015 Catalunya sería un nuevo Estado. Un reto que recogió sin éxito Carles Puigdemont cuando fue investido el 10 de enero del 2016.

Vuelta a la encrucijada

La ANC se revuelve de nuevo en una encrucijada interna. Fuentes de la entidad aseguran que el secretariado nacional se encuentra dividido en este aspecto del texto e instan a su presidenta, Elisenda Paluzie, a "que se moje" y que "no vuelva a posponer el debate" que ya se asomó en su último encuentro antes del 11 de septiembre.

Todo apunta que el turno de palabra de Paluzie este sábado será decisivo. Y es que lo que cabe decidir es si se da aire al Ejecutivo o si se sentencia con el tiempo que lleva a los mandos. El debate está servido y las posiciones más polarizadas que nunca.

Los 77 miembros de la dirección recibieron este martes el texto que expone su balance de la acción del Govern Torra. Del texto destaca que no ha habido una "restitución" de los cargos anteriores a la intervención de la autonomía vía 155 y la "incoherencia entre las declaraciones del Govern de la Generalitat sobre la relación con la monarquía y con el Gobierno, de quien se dice no aceptar su papel o rechazar su actuación, respectivamente, y su realidad diaria". "Esta diferencia entre el discurso y la acción es suficientemente elocuente", aseveran.

Las "incoherencias" de Torra

También señalan a Torra que el derecho a la autodeterminación "es un derecho que no se negocia" sino que "se ejerce" y le apuntan que salió de la reunión con Pedro Sánchez "con las manos vacías".

A la lista de faltas le añaden que el Diplocat esté "inoperativo", que "hayan acatado la suspensión" de los diputados procesados y que no haya concretado cómo "no acatará las sentencias" de los presos tras insinuarlo en la conferencia en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC). "Queremos ser tratados como adultos y no aceptaremos la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace", recogen en el texto, algo parecido a lo que ya espetó Paluzie durante su discurso en la manifestación independentista de la Diada.

Y dardos también a los republicanos: "La dirección de ERC ya ha anunciado que se centrará en ampliar la base social republicana, ya que después de las elecciones del 21-D considera que no somos suficientes".

Con todo, zanjan que "ni el Parlament ni el Govern están dispuestos a desobedecer" y que el desacuerdo entre los grupos parlamentarios independentistas ahonda el conflicto.

Por eso piden que se garantice el "acuerdo estratégico" (tanto entre los partidos como entre estos y las organizaciones de la sociedad civil), que se haga "balance de las capacidades de las instituciones catalanas para hacer efectiva la república", que cumplan los "compromisos adquiridos durante la investidura y se preparen para un embate democrático", que se "mantenga unido el exilio" poniendo en marcha el Consell de la República, y que "pare la proliferación de acciones de extrema derecha en las calles".

Unas proclamas que pueden chocar de lleno con el ultimátum anunciado. El documento está abierto a enmiendas de los secretarios nacionales y se votará punto por punto. Los 77 deberán decidir si encarrilan una intimación con fecha directa al Govern o si se vuelcan en una estrategia a largo plazo que pueda llegar a sumar al mundo soberanista.

0 Comentarios
cargando