Ir a contenido

PROPUESTA

El Govern pide a Sánchez que incluya el derecho de autodeterminación en la reforma de la Constitución

Artadi anuncia movilizaciones a partir del 20 de septiembre en conmemoración de lo sucedido hace un año

Daniel G. Sastre

Consell Executiu en el Palau de la Generalitat.

Consell Executiu en el Palau de la Generalitat. / ALBERT BERTRAN

El Govern de Quim Torra ha pedido al presidente del Gobierno que aproveche la apertura del melón constitucional para incluir en la Carta Magna el derecho de autodeterminación. El Ejecutivo catalán piensa que el hecho de que vaya a revisarse el aforamiento de los cargos públicos constituye una oportunidad para abordar ese otro asunto, "nuclear en la política catalana y española".

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha manifestado este martes su "sorpresa" por el anuncio que hizo el lunes Pedro Sánchez. "Sería la segunda reforma exprés de la Constitución", ha recordado, después de la que los partidos mayoritarios españoles pactaran en el 2011 para limitar el déficit.

La lógica del Govern es que si la Constitución se puede reformar por la vía rápida, no tiene sentido que no se haga para incluir "un referéndum vinculante". En realidad, en opinión del independentismo catalán no haría falta, porque entiende que ya cabe en el texto actual, pero si el Gobierno español cree que no anima a Sánchez a cambiarlo.

De hecho, Artadi ha dicho que, en la reunión de la comisión bilateral, la Generalitat pidió establecer un grupo de trabajo para determinar si la celebración de un referéndum de autodeterminación cabía en la Constitución, pero el Gobierno alegó que no era el foro indicado para tratar la cuestión.

La portavoz del Ejecutivo catalán ha añadido que "sería extraño" abrir ahora un debate sobre los aforamientos pero no para solucionar "de manera política un conflicto que es político", como, ha subrayado, admite el propio presidente del Gobierno.

Otoño caliente

En la rueda de prensa posterior al Govern, Artadi también se ha referido al "otoño caliente" de movilizaciones que prepara el independentismo catalán. Ha dicho que habrá actos, organizados por las "entidades cívicas", a partir del 20 de septiembre, en recuerdo del día en que hace un año la Guardia Civil "atacó" –según sus palabras- varias sedes de Departamentos de la Generalitat.

El Govern celebrará una reunión ordinaria el 1 de octubre en Sant Julià de Ramis, el municipio donde tenía que votar Carles Puigdemont el día del referéndum. Y la portavoz del Ejecutivo ha afirmado que habrá más movilizaciones en conmemoración de las fechas de hace un año que "gran parte de la ciudadanía recuerda con mucha intensidad".