Ir a contenido

SITUACIÓN EN CATALUNYA

Interior planea celebrar una Junta de Seguridad para abordar las tensiones por los símbolos

Torra pide a Marlaska que imponga medidas disciplinaraias a los agentes que retiraron lazos amarillos

El Periódico

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a agentes de la Policía y la Guardia Civil.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a agentes de la Policía y la Guardia Civil. / A. CARRASCO RAGEL

El Ministerior del Interior está estudiando celebrar "en fechas próximas" una Junta de Seguridad en Catalunya para abordar cuestiones como la colocación y retirada de símbolos independentistas en los espacios públicos, según ha informado este miércoles la secretaria de Estado de Seguridad del Gobierno central, Ana Botella.

"Dada la sensibilidad del tema, el debate abierto, el respeto que todos debemos al uso del espacio público, puede despertar en otras personas que piensen diferente el interés de llenar el espacio público de otro tipo de símbolos, con lo cual podemos entrar en una escalada inabarcable", ha advertido Botella en declaraciones a los medios, antes de reclamar "sensatez" y "analizar la situación también desde el punto de vita legal y la manera de reconducir la situación".

Sobre la legalidad de las multas impuestas a ciudadanos que retiran lazos amarillos, ha indicado que aún no tiene la información jurídica suficiente para realizar una valoración y ha indicado que en la relación que mantienen con los Mossos se van a interesar sobre esta cuestión "desde todos los puntos de vista, también el legal, de que esta medida se pueda tomar".

Ana Botella ha insistido en todo caso en que "hay que poner orden y concierto porque el espacio público es un espacio de encuentro de todos los ciudadanos y todos tenemos derecho a utilizar ese espacio en la misma medida".

Carta de Torra a Marlaska

De hecho, este mismo miércoles, el 'president' de la GeneralitatQuim Torra, ha reclamado al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que intervenga con medidas discplinarias contra los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que actuaron violentamente contra independentistas. 

Lo ha hecho en una carta enviada este lunes y en la que expresa su "preocupación por los hechos que están sucediendo en Catalunya". Torra hace referencia a la agresión al fotoperiodista Jordi Borràs, los insultos que presuntamente profirió un agente de la Policía Nacional sobre los diputados de ERC Jenn Díaz y Josep Maria Jové y la presencia de un guardia civil en un grupo que quitaba lazos amarillos.

Torra pide aclarar los hechos "lo más pronto posible" y considera "urgente poner fin a la escalada de violencia en Catalunya por parte de grupos violentos, así como depurar responsabilidades".

El 'president' ya envió una carta el pasado 9 de agosto a la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, pidiendo medidas ante estos hechos, pero "a la vista del silencio de la delegada del Gobierno", reclama la intervención de Grande-Marlaska.

Un Guardia Civil entre los que quitaban lazos

"De las personas identificadas, parece contrastada la participación de un agente de la Guardia Civil en estos grupos armados y organizados que recorren el territorio catalán", reitera el 'president' en su carta. Por ello, solicita que se le informe de forma "urgente" de las medidas disciplinarias que puedan adoptarse, puesto que estos hechos "parecen adecuarse" a las prohibiciones tipificadas en la legislación española.

Entre estas prohibiciones, Torra cita la "ostentación o utilización de armas sin causa justificada, así como su uso en acto de servicio o fuera de él infringiendo los principios y normas que regulan su uso".

También de estas prohibiciones, el president pone como ejemplo la de "organizar o participar o asistir llevando armas, vistiendo uniforme reglamentario o haciendo uso de su condición de guardia civil, a manifestaciones o reuniones de carácter político, sindical o reivindicativo que se celebren en lugares públicos". 

0 Comentarios
cargando