Ir a contenido

INFORME RESERVADO

Interior culpó hace un mes a los políticos presos de dejarse grabar en la cárcel

Un informe de Instituciones Penitenciarias aseguraba que Junqueras, Romeva y Forn "simularon" y mantuvieron "poses forzadas"

El abogado del exvicepresidente afirma que el informe pretende encubrir la responsabiliad de la cárcel por la falta de seguridad

Luis Rendueles Vanesa Lozano

Vídeo de Junqueras, Romeva y Forn en la cárcel de Estremera / ARA via ACN

Los vídeos en la cárcel de Estremera (Madrid) en los que se veía a Oriol Junqueras, Raül Romeva y Joaquim Forn fueron grabados con su conocimiento por un recluso dominicano, según sostiene un informe reservado sobre el incidente elaborado por la secretaría general de Instituciones Penitenciarias y al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. "La percepción de la dirección de este centro es que los internos son conocedores en todo momento de estar siendo grabados", concluye el escrito, titulado 'Informe sobre grabaciones publicadas en medios de comunicación' y firmado por el director de la prisión de Estremera el pasado 8 de junio.

Los tres políticos, que estaban en prisión preventiva en esa cárcel madrileña, negaron "absolutamente" durante la investigación haber sido conscientes de las grabaciones y denunciaron a un recluso por realizarlas y difundirlas. Sin embargo, el informe de Prisiones, efectuado por el anterior equipo directivo bajo el Gobierno del PP, llega a una conclusión muy diferente basándose en "el comportamiento de los internos objeto de grabación", que asegura que "se aleja de su forma natural".

El escrito oficial sostiene que en los vídeos se observan "poses forzadas" de Junqueras, Romeva y Forn. "Una prueba de ello", se añade, son las imágenes en las que se ve "cómo el interno Oriol Junqueras se encuentra en un aula aparentemente impartiendo una clase de filosofía en la que está presente el interno Raül Romeva". La información reservada afirma que esa escena "puede interpretarse como una simulación, ya que desde la dirección del centro no se autorizó el desarrollo de dicha actividad ni del responsable de impartir la misma".

Mensajes sobre Pedro Sánchez

El documento de Prisiones afirma que los políticos presos "parecen tratar de transmitir mensajes sobre la situación política del país, mostrando su propio posicionamiento político". Y pone como ejemplo "las declaraciones que verbaliza el interno Joaquim Forn sobre el actual presidente del Gobierno en términos que difícilmente expresaría a internos ajenos a su causa".

El informe de Instituciones Penitenciarias señala como autor de las grabaciones clandestinas al interno "Febles Nemen, Alejandro", que, como adelantó EL PERIÓDICO, está fugado de la prisión desde el 3 de junio, al no regresar de un permiso concedido por el juez. La investigación de Interior descarta que en las grabaciones haya participado algún trabajador o funcionario de la cárcel.

En cuanto a cómo se introdujo en la prisión "el aparato electrónico utilizado para realizar dichas grabaciones", Prisiones concluye que Febles "pudo haberlo introducido de forma fraudulenta oculto en su organismo tras el regreso de uno de los permisos ordinarios de salida de los que habría disfrutado con anterioridad". Pero el informe no descarta incluso que los tres políticos hubiesen colaborado en introducir en la prisión el reloj, bolígrafo o insignia con el que se hicieron las grabaciones aprovechando las visitas que recibían.

"Junqueras, Romeva y Forn han celebrado numerosas comunicaciones sin la separación de barreras físicas, con contacto directo con sus interlocutores, familia, letrados y autoridades. Por lo que tampoco podría descartarse como medio de entrada en el establecimiento del dispositivo utilizado para tomar las imágenes publicadas", concluye el director de la cárcel.

Junqueras, "prepotente"

En el documento reservado figuran entrevistas con otros reclusos, compañeros del módulo 7 de Estremera. Uno de ellos asegura que acudía a las "charlas informales" sobre historia que daba Junqueras a otros presos. Este interno añadió en su declaración que el supuesto autor de las grabaciones "hablaba con los tres" políticos, pero "verbalizaba que Junqueras no le caía bien, que era un prepotente. Con el que mejor se llevaba era con Forn".

La investigación de la prisión alcanzó a los propios presos independentistas. En su declaración ante el director de la cárcel, Forn admitió que conocía y tenía una relación cordial con el preso sospechoso de grabarlos. Añadió que solía acompañarlo cuando paseaba por el patio de la prisión. El 'exconseller' de Interior dijo desconocer que su compañero de módulo tuviera algún dispositivo para grabar sus conversaciones y descartó absolutamente haber participado de forma voluntaria en las grabaciones.

El preso que grabó, fugado

Forn fue preguntado también si ese recluso dominicano, ahora fugado, podía ponerse en contacto con el diario 'Ara', medio que difundió los vídeos. Aseguró que antes de que los políticos presos llegaran al módulo 7 de Estremera, Febles desconocía la existencia de ese periódico. La tesis del 'exconseller' de Interior es que el recluso dominicano vio cómo Junqueras, Romeva y él recibían y leían diariamente ese rotativo en prisión y les escuchó hablar en la cárcel de informaciones publicadas por 'Ara'.

El informe de Prisiones analiza cada secuencia de los vídeos, las coteja con las obtenidas por las cámaras de seguridad y les pone fecha. Así, resuelve que la imagen de Forn sentado en su celda "se realizó el 11 de marzo y el interno que le entrega una revista es Febles". Las de Forn caminando en el patio y hablando "se han ubicado el 26 de mayo. Coinciden el estado mojado del patio, el mural que se observa así como las prendas de vestir del interno". En cuanto a las imágenes donde se ve a Junqueras limpiando el módulo, la conclusión es que "se graban el sábado 26 de mayo, primer día de destino en esa zona".

Por último, sobre la secuencia en la que se ve a Junqueras y Forn compartiendo un pastel, el informe recoge que puede corresponder al 25 de enero. El preso Alejandro Febles, el mismo que les grababa según el informe, estaba haciendo un curso de cocina entonces y habría sido él quien les hizo el regalo.

La defensa ataca

El abogado Andreu van den Eynde, que defiende a Oriol Junqueras y a Raul Romeva, dos de los exaltos cargos que aparecen en las imágenes grabadas en el interior de la prisión de Estremera, ha recordado que fueron ellos los que denunciaron el hecho en un juzgado y que, antes de que saliera a la luz el vídeo, alertaron a la dirección del centro penitenciario de su existencia, sin obtener respuesta. “Nosotros instigamos la denuncias. Por lo tanto, ese informe pretende encubrir las responsabilidades de la dirección de la cárcel por la falta de seguridad”, ha sostenido.

En este mismo sentido, el letrado ha explicado que el preso que grabó las escenas era un recluso de confianza de los funcionarios y, por esa razón, pudo introducir fácilmente la cámara en el interior de la prisión. Van de Heyden ha insistido que el juzgado que recibió la denuncia acordó la paralización de la difusión de las imágenes.

   

0 Comentarios
cargando