Ir a contenido

Condena por el caso Noos

Iñaki Urdangarin podría cumplir condena en Catalunya

En Instituciones Penitenciarias creen probable también que elija la prisión de Menorca o la cárcel alavesa de Zaballa

Juan José Fernández

Iñaki Urdangarin, a su salida de la Audiencia Provincial de Mallorca después de una de sus comparecencias. 

Iñaki Urdangarin, a su salida de la Audiencia Provincial de Mallorca después de una de sus comparecencias.  / Enrique Calvo

Iñaki Urdangarin podría elegir cumplir sus cinco años y diez meses de condena por el caso Noos en una prisión catalana, según fuentes penitenciarias. Es una de las tres posibilidades que, de forma oficiosa, barajan como más probables en la secretaría general de Instituciones Penitenciarias. Las otras dos son la prisión de Mahón (Menorca) y la macrocárcel de Zaballa (Álava)

La razón para apostar por Catalunya es su arraigo en Barcelona, factor que podría argumentar el esposo de Cristina de Borbón ante la Audiencia Provincial de Mallorca pues, de hecho, Barcelona fue su último lugar de residencia declarado durante la instrucción del caso antes de irse a Washington y, después, Ginebra.

Estar preso en Catalunya, explican las mismas fuentes, facilitaría a Urdangarin sus posibilidades de acceder al tercer grado, pues el ahora penado tiene amistades que podrían ofrecerle trabajo. Contar con una oferta laboral es decisivo para las comisiones evaluadoras de la prisión, que elevan al juez de vigilancia penitenciaria informes respaldando o no las peticiones de los internos.

A la izquierda, la pequeña prisión de Mahón (Menorca). A la derecha, una imagen de la piscina de la aún nueva cárcel de Zaballa (Álava) / EL PERIÓDICO

En Instituciones Penitenciarias manejaban este martes también la opción de la pequeña y muy segura prisión de Menorca, porque el exduque consorte de Palma tiene también amistades en la isla que podrían ayudarle para el tercer grado. Las mismas fuentes creen menos posible la aún nueva prisión vasca de Zaballa (en 2011 sustituyó a la de Nanclares) porque, aunque el penado tendría más cerca a la familia, el centro es lugar de reclusión de un grupo significativo de etarras, si bien acogidos a la vía Nanclares de reinserción.

Por razones de arraigo, para Urdangarín era descartada este martes, al poco de salir la sentencia Noos, la opción de la prisión de Segovia, la pequeña y tranquila cárcel en la que sí ingresó el exministro Jaume Matas, un centro muy recomendado por los abogados de postín de Madrid a sus clientes.

Cárcel a elegir

De ingresar en una prisión catalana, el Equipo Técnico Evaluador que supervisaría a Urdangarin dependería de la Generalitat, que tiene competencias en materia de prisiones.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal no establece el plazo de ingreso en prisión de un condenado al que se le notifica la pena. Los tribunales sentenciadores suelen dar diez días. "Es el uso –explica un veterano magistrado–, aunque a veces ese plazo se acorta si el tribunal aprecia riesgo de fuga, o se alarga por razones humanitarias o sanitarias".

En la mayoría de los casos, es el condenado el que elige cárcel si se presenta en el tribunal a recoger el requerimiento de ingreso en prisión, documento que suele abrir la pieza ejecutoria de un sumario. Cuando lo recoge, al penado se le pregunta qué cárcel prefiere y las razones.

Una vez recogido el requerimiento, Urdangarin tiene la posibilidad de presentar una 'solicitud de demora' si la puede motivar en la presentación de un recurso de amparo ante el Constitucional o la petición de un indulto. En el primero de los casos, la suspensión de la ejecución de la condena es muy poco probable, según fuentes judiciales.

Tercer grado

Urdangarin podría estar pronto fuera de prisión durante 12 horas al día. El artículo 100 del Reglamento Penitenciario establece que un penado será clasificado en primer, segundo o tercer grado "tras el ingreso". Podrá alcanzar el tercer grado o de "régimen abierto" con el visto bueno del Equipo Técnico evaluador y el juez de Vigilancia Penitenciaria, y según los criterios de lo que los funcionarios de prisiones llaman PIT (Programa Individualizado de Tratamiento).

Acogiéndose a ese mismo artículo salían a diario de la cárcel presos tan famosos como el etarra Iñaki de Juana Chaos o el exgeneral Enrique Rodríguez Galindo.

Para acceder lo más pronto posible al tercer grado, a Iñaki Urdangarin le resultaría muy necesario arrancar unos meses de rebaja en la condena en un previsible recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, pues es mucho más rápido el acceso para los condenados a penas inferiores a cinco años. Iñaki Urdangarín supera el listón por 10 meses.

0 Comentarios
cargando