Ir a contenido

REUNIÓN DEL 'PRESIDENT' ELECTO CON PUIGDEMONT

Millo, sobre el viaje de Torra a Berlín: "Es una mala manera de empezar"

"Espero que se lo pague de su bolsillo", declara a 8tv el delegado del Gobierno en Catalunya

Señala que a los 'exconsellers' presos o huidos "no les conviene" ser nombrados nuevamente

Europa Press

Enric Millo.

Enric Millo. / ENRIC FONTCUBERTA (EFE)

El delegado del Gobierno en CatalunyaEnric Millo, ha reaccionado al anuncio de la reunión, este martes en Berlín, de Quim Torra con Carles Puigdemont con una tajante afirmación: "Es una mala manera de empezar".

"Es un mensaje que no tranquiliza. No ayuda a crear un clima de confianza, que ahora es necesaria", ha señalado en una entrevista en 8tv. "Espero que se lo pague de su bolsillo", ha añadido en relación al desplazamiento a Alemania del recién investido presidente de la Generalitat para entrevistarse con quien le precedió en el cargo hasta su cese tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Respecto al discurso de investidura de Torra, Millo ha lamentado que el dirigente de JxCat no quiera gobernar, ha subrayado, para quienes no les han votado. "La actitud, lo que dice y sus propósitos indican que quiere cometer los mismos errores que su antecesor", ha remarcado.

Sobre la retirada del 155, Millo ha recordado que el objetivo del Gobierno de Mariano Rajoy es restaurar la plena autonomía de Catalunya cuando haya un presidente y un Govern que "respetan el ordenamiento jurídico vigente".

Los 'exconsellers' presos o huidos

Así, ha recordado que los políticos independentistas presos o huidos de la justicia no pueden ser 'consellers'. "No les conviene desde el punto de vista funcional y del sentido común", ha dicho, aunque ha admitido no saber si es posible desde un punto de vista jurídico.

"Levantaremos el 155 si el Govern garantiza que se cumplirá la ley y la Constitución. Si no, estaremos en el mismo supuesto", ha reiterado. El Ejecutivo central, ha dicho, quiere recuperar la normalidad institucional. El problema no es, ha puntualizado, que exista una mayoría parlamentaria independentista. "El problema", ha apuntado, "es que en su planteamiento no hay voluntad de cerrar la fractura".