Ir a contenido

INVESTIGACIÓN PARLAMENTARIA

Los empresarios cercanos al PP echan balones fuera

Villar Mir y López Madrid niegan en el Congreso haber financiado al partido liderado por Mariano Rajoy

El fundador de OHL admite pagos a Faes y asegura que se negó a trabajar en Baleares "por la corrupción"

Juan Ruiz Sierra

Javier López Madrid, este martes en el Congreso de los Diputados. 

Javier López Madrid, este martes en el Congreso de los Diputados.  / JUAN MANUEL PRATS

Juan Miguel Villar Mir y su yerno Javier López Madrid, empresarios de la construcción situados en la órbita del PP y presuntamente implicados en la financiacióndel partido, negaron este martes cualquier pago a la formación liderada por Mariano Rajoy. Durante sus comparecencias en la comisión del Congreso que investiga los escándalos en las filas populares, Villar Mir y López Madrid echaron balones fuera ante los testimonios, pruebas documentales e informes policiales en los que resultan señalados. López Madrid dijo no tener “ninguna relación” con el PP. Su suegro, Villar Mir, fundador del grupo OHL e imputado por el ‘caso Púnica’, aseguró haberse negado a trabajar en “algunas comunidades” por “la corrupción”. Solo citó Baleares.

“Hay empresarios corruptos y eso es una vergüenza. Hay que hacer la guerra más decidida contra la corrupción”, dijo Villar Mir, quien reconoció haber financiado a Faes, la fundación presidida por José María Aznar, pero no al PP. Su presencia en los ‘papeles de Bárcenas’, donde aparece como el principal donante del partido, son una “invención” del extesorero del PP, señaló.

Antes de Villar Mir intervino López Madrid, consejero delegado del Grupo Villar Mir, imputado por la salida a bolsa de Bankia, las tarjetas ‘black’ de Cajamadrid (caso por el que fue condenado a seis meses de prisión), la ‘Operación Lezo’ y la ‘Operación Púnica’.

El informe de la UCO

En octubre del pasado año, el financiero Adrián de la Joya declaró ante el juez Eloy Velasco que López Madrid le ingresó en el 2007 una comisión de 1,4 millones de euros destinada al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. El dinero estaba destinado, según la investigación, a que OHK se adjudicara la concesión de la línea de Cercanías Móstoles-Navalcarnero. La UCO, por su parte, examinó la agenda de Francisco Granados, exconsejero del Gobierno madrileño, y concluyó que ambos se repartieron 500.000 euros de la caja b del PP.

El empresario insistió en que nada de eso era verdad. “No he financiado ni he donado nunca dinero al PP”, repitió durante toda su comparecencia. Las acusaciones de De la Joya, dijo, “no se sostienen”. Y su nombre, continuó, no aparece en la agenda de Granados. “No son mis iniciales”, aseguró.