Ir a contenido

DELEGACIÓN DEL GOVERN

El Gobierno destituye a Agustí Colomines y a la directora de Relacions Exteriors

El historiador y exjefe de la fundación CatDem dirigía la Escola d'Administració Pública de Catalunya

El cese de Marina Borrell se produce tras el acto de Lluís Puig en la delegación del Govern en Bruselas

El Periódico

Agustí Colomines, en una imagen del 2010.

Agustí Colomines, en una imagen del 2010. / GUILLERMO MOLINER

El Consejo de Ministros aprobará este viernes el cese de la directora general de Relacions Exteriors de la Generalitat, Marina Borrell, tras la intervención del 'exconseller' de Cultura, Lluís Puig, en un acto en la delegación del Govern en Bruselas.

Fuentes del Ejecutivo han confirmado a Efe el cese de Borrell, así como el de Agustí Colominesdirector de la Escola d'Administració Pública de Catalunya, ambas decisiones tomadas por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha considerado que la intervención de Puig en la presentación de un libro en la sede oficial de la Generalitat en Bruselas "fue un incidente desagradable" por el que el Ejecutivo tomaría medidas en la reunión del Consejo de Ministros de este viernes. La de Bruselas es la única delegación de la Generalitat en el exterior que el Gobierno de Mariano Rajoy ha mantenido abierta tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Entrada prohibida

A finales de enero, el Gobierno dio la orden de no permitir la entrada del 'expresident' Carles Puigdemont y de los 'exconsellers' huidos entonces con él a Bélgica a la oficina del Govern en Bruselas para reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent.

"No se puede permitir que prófugos de la justicia utilicen un local público", justificaron entonces fuentes diplomáticas.

Fuentes de la delegación en Bruselas matizaron ayer a la Agència Catalana de Notícies (ACN) que Puig no estaba entre los invitados al acto, que conmemoraba el 100º aniversario del nacimiento del escritor Manuel de Pedrolo y abría la Semana Catalana de Bruselas. Las mismas fuentes aseguraron que la presidenta del Casal Català en esta ciudad y una de las organizadoras del evento, Roser Maresma, cedió la palabra al 'exconseller' por sorpresa.

"Desde la cultura, particularmente, y como ciudadano libre ante la justicia europea es un placer estar aquí", manifestó Puig.