Ir a contenido

REUNIÓN EN BÉLGICA

Torrent se reúne con Puigdemont en un lugar alternativo tras el veto del Gobierno

La Moncloa había pedido que no se permitiera a los "prófugos" entrar en la delegación de la Generalitat en Bruselas

El presidente de la Mesa del Parlament ha cambiado a la sede de la Alianza Libre Europea, a la que pertenece ERC

Pilar Santos / Silvia Martínez

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont estrecha la mano del presidente del Parlament, Roger Torrent, durante la reunión que ambos han mantenido este miércoles en Bruselas.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont estrecha la mano del presidente del Parlament, Roger Torrent, durante la reunión que ambos han mantenido este miércoles en Bruselas. / EFE / STEPHANIE LECOCQ

El Gobierno central ha dado la orden de prohibir la entrada de Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers huidos a la delegación de la Generalitat ante la Unión Europea. El presidente de la Mesa del Parlament, Roger Torrent, había citado allí a los cinco a las 12 de este mediodía. Torrent, que ha propuesto a Puigdemont como presidenciable, ha insistido estos días atrás en que quiere tener un diálogo "franco" con los 135 diputados del Parlament antes de la sesión de investidura. Ante el veto de la Moncloa, el político republicano ha buscado una ubicación alternativa: la sede de la Alianza Libre Europea, familia política continental a la que pertenece ERC. Puigdemont y Torrent han empezado la reunión antes de las 11.30 horas de la mañana, y a las 12 se han sumado el resto de diputados.

En paralelo, el Gobierno central ha ordenado cerrar la sede del Govern ante la UE "hasta nueva orden". Según fuentes de Exteriores, se ha tomado esta medida "para evitar posibles aglomeraciones, a la vista de una convocatoria (...) sin autorización ni información a la consejería". El cierre ha sido comunicado a los trabajadores de la delegación, la única que ha sobrevivido al 155, a través de un burofax.

Torrent convocó ayer a las 22.15 a los medios de comunicación en la delegación catalana en Bruselas, aunque les advirtió de que la reunión con los parlamentarios sería "a puerta cerrada" y que al acabar atendería a la prensa. Según advierton esta mañana temprano a este diario fuentes del Ejecutivo, esa cita no se podía producir en ese edificio, ya que, amparándose en el 155 y en que tiene las riendas de la Generalitat, había pedido a la empresa de seguridad privada que custodia el local que no permita la entrada de los cinco exmiembros del Ejecutivo catalán. También recibió la misma indicación a la persona responsable de esas oficinas en Bruselas tras la destitución de Amadeu Altafaj.

El presidente de la Mesa había solicitado poder usar las dependencias públicas como representante del Gobierno catalán y así puede hacerlo si lo desea, según fuentes gubernamentales, pero no puede ver allí dentro a Puigdemont y los cuatro exconsellers porque los cinco son "prófugos de la justicia española", avisaron esas mismas fuentes. 

Contacto con la prensa tras las reuniones

Joan Maria Piqué, portavoz de Junts per Catalunya, ha atendido a la prensa frente a la delegación en Bruselas y ha sido el que ha anunciado que Torrent iba a buscar otro espacio para poder celebrar la reunión. "Me han dicho que desde el Ministerio de Exteriores les han llamado para informarles de que habían prohibido la reunión", ha explicado.

La sede de la Alianza Libre Europea es donde los organizadores de la manifestación a favor del "Gobierno legítimo de la Generalitat" ofrecieron una rueda de prensa el pasado mes de diciembre. Torrent y Puigdemont tienen previsto atender a la prensa a las 13 horas, cuando acaben todas las reuniones.