Ir a contenido

LA LEGISLATURA CATALANA

Torrent viajará a Ginebra para reunirse con miembros de la ONU

Millo le reprocha que no haya querido citarse con él

Roger Pascual

Roger Torrent preside la reunión de la Mesa del Parlament.

Roger Torrent preside la reunión de la Mesa del Parlament. / ALBERT BERTRAN

Roger Torrent viajará este miércoles y jueves a Ginebra para reunirse con miembros de Naciones Unidas con el objetivo de "defender los derechos políticos de todos los diputados y denunciar las ingerencias ilegítimas" del Estado en la Cámara catalana. El presidente del Parlament también mantendrá contactos con cargos electos del país helvético y con Marta Rovira, que se trasladó a Suiza el pasado 23 de marzo siguiendo la misma senda que la exdiputada de la CUP Anna Gabriel.

La decisión de Torrent llega después de haber propuesto a tres candidatos (Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull) y que los tres hayan sido vetados por los tribunales. Sànchez pidió la semana pasada al juez Pablo Llarena poder acudir el pasado viernes al Parlament para ser investido, apelando a una resolución del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas que insta al Estado a garantizar cautelarmente sus derechos políticos. El magistrado del Tribunal Supremo no le autorizó a acudir a la Cámara catalana y restó fuerza a la declaración del organismo de la ONU (organización que tiene en Ginebra su sede europea). "Ese llamamiento a que las actuaciones estatales contemplen la relevancia del derecho mientras se esclarece la queja, ni supone que el Comité haga una indicación concreta que nunca puede ser vinculante para el tribunal, ni siquiera osa sugerir que la tutela cautelar de los derechos políticos del procesado deba pasar por la adopción de alguna de las decisiones que el solicitante expresa, esto es, posibilitar en alguna manera que sus derechos políticos se ejerzan de una manera íntegra y que pueda producirse su eventual nombramiento como presidente de la Generalitat". En respuesta, Torrent impulsó una querella contra Llarena por impedir la asistencia de Sànchez a su sesión de investidura porque "supone un ataque a los derechos de los 135 diputados del Parlament". Ahora se trasladará a la ciudad que acoge la sede europea de las Naciones Unidas para dar más eco internacional a su protesta.

Reproches de Millo

El mismo día en el que se conocía el viaje de Torrent a Ginebra, el delegado del gobierno español en Catalunya, Enric Millo, le ha reprochado en una entrevista en Catalunya Ràdio que no quiera reunirse con él: "Le he pedido una entrevista hasta tres veces y siempre me lo ha negado (...). Ojalá el presidente del Parlament entendiera que soy el representante permanente del Gobierno español. Me he ofrecido varias veces. Él quiere hablar con Mariano Rajoy". Torrent ya le comunicó por carta en febrero que atendería su petición de un encuentro cuando el presidente español atendiera la que él le había realizado tras ser elegido como presidente de la Cámara catalana.

Los otros partidos del frente constitucionalista también han cargado contra el presidente del Parlament. Así, Carlos Carrizosa, portavoz parlamentario de Ciutadans, ha criticado el viaje de Torrent, al que ha tildado de "emisario de Puigdemont" y ha reclamado que esta expedición a Ginebra "no se pague entre todos los catalanes". Y la socialista Eva Granados ha ironizado preguntándose "cuántas veces se tendrá que hacer perdonar Torrent" el hecho de no haber suspendido la investidura de Puigdemont el 31 de enero.