Ir a contenido

INICIATIVA SIN ÉXITO

Cs se queda solo defendiendo que las lenguas cooficiales no sean un requisito para los funcionarios

El PP considera que la actual normativa "funciona bien" y el PSOE, que Rivera solo busca "réditos electorales"

Podemos insta a los naranjas a alejarse de las posiciones "más rancias" y ERC defiende el plurilingüismo

Efe / Europa Press

Albert Rivera, durante una reunión del comité ejecutivo de Ciudadanos.

Albert Rivera, durante una reunión del comité ejecutivo de Ciudadanos. / EFE / ISMAEL HERRERO

Ciudadanos se ha quedado solo este martes defendiendo su proposición de ley para que el conocimiento de las lenguas cooficiales no sea un requisito cara a acceder a la función pública en las distintas comunidades autónomas. Frente a las críticas que su iniciativa ha cosechado, antes incluso de ser tramitada, tanto por parte del PSOE como del PP y el resto de partidos, el líder de Cs, Albert Rivera, ha defendido que su plan solo persigue eliminar barreras para quienes aspiran a trabajar para la Administración.

Cs quiere, ha explicado Rivera en la Cámara baja, que el conocimiento del euskera, el catalán, el valenciano o el gallego se considere un "mérito", no que se convierta en una "barrera" que "impida ejercer de funcionario", porque eso supondría una "discriminación por razones lingüísticas". Y ha lamentado que "en algunos lugares de España no estén respetando la igualdad de todos los españoles y estén creando nuevas obligaciones que no existían en la Constitución".

Así se ha referido al decreto que prepara el Gobierno de Baleares para exigir a los médicos y enfermeros que quieran ejercer en esa comunidad autónoma que acrediten el conocimiento de la lengua cooficial. Si en un plazo de dos años no lo hacen, no podrán participar en procesos de movilidad ni acceder a la carrera profesional.

Rivera considera que no se puede "vetar a un buen cirujano, médico o especialista en ningún rincón de España" por no hablar una de las lenguas cooficiales, "como está pasando en Baleares con el Gobierno del PSOE". "Yo lo tengo claro: si me tienen que operar o atender, lo importante no es si tienes un certificado lingüístico, sino si te van a salvar la vida", ha declarado.

Las críticas

Ni el partido del Gobierno ni la principal fuerza de la oposición han avalado la propuesta de los naranjas. La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Margarita Robles, ha acusado a Cs de buscar "réditos electorales". "Hay una manera mucho más seria de hacer política", ha dicho. 

Mientras, el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, ha señalado que la lengua no debe ser una "barrera" para el acceso a la función pública y ha criticado que algunas comunidades así lo quieran, aunque ha subrayado que, desde su punto de vista, el sistema vigente "funciona bien". En su opinión, si, por ejemplo, un médico no habla el idioma cooficial de la comunidad en la que ejerce lo puede aprender para atender a sus pacientes en esa lengua.

Desde los otros partidos también han criticado el planteamiento de Rivera. La portavoz de Unidos PodemosIrene Montero, ha dicho que, en lugar de apostar por "las posiciones monárquicas más rancias", Cs debería aprender de las personas que hablan "con naturalidad" su lengua cooficial y recordar que la diversidad lingüística es una "riqueza" y hay que facilitar que los funcionarios conozcan el gallego, el catalán y el euskera.

Desde En Comú Podem, el portavoz adjunto, Josep Vendrell, ha defendido que "un país con plurinacionalidad lingüística y reconocimiento igualitario de las lenguas" es un país "más rico, más unido y más diverso". Por ello, ha acusado a Cs de haber "declarado la guerra a la pluralidad" del Estado.

La respuesta de Tardà

Para el portavoz de ERCJoan Tardà, el planteamiento de los naranjas supone dar "pasos atrás" en el camino para construir un Estado "verdaderamente plurilingüe", un objetivo que "por desgracia, después de tantas décadas de democracia, todavía hoy día no se ha reconocido". Por ello, Esquerra ha recuperado, según ha explicado Tardà, una proposición de ley que ya presentó sin éxito en el 2005 para conseguir reconocer al Estado español como "plurilingüe". "Ahora sería posible que pudiera salir, hay mimbres. Dependerá de si el PSOE corrige el entuerto del 2005. Si la hubiera aprobado entonces, fíjense dónde estaríamos ahora", ha dicho.

El portavoz del PNVAitor Esteban, también ha expresado su rotundo rechazo a la propuesta: "Lo que están pretendiendo con esta iniciativa es cambiar el contenido de los estatutos de autonomía que han sido refrendados y que tienen una forma de modificación expresa, que no puede ser a través de una ley del Parlamento español. Por lo tanto, yo entiendo que sería inconstitucional".

En la misma línea, el portavoz de En MareaMiguel Anxo Fernán Vello, ha asegurado que la iniciativa se sitúa "en un ámbito casi preconstitucional" porque la Carta Magna "ampara el uso de las lenguas cooficiales". "Es una iniciativa regresiva, recentralizadora, que está fuera de lugar y que rompe un gran consenso", ha reivindicado.

0 Comentarios
cargando