Ir a contenido

LABOR OBSTACULIZADA

Un juzgado investiga a Sánchez Gordillo por no convocar plenos en Marinaleda

El PSOE le acusa de prevaricación por no reunir al Consistorio desde hace un año

El regidor asegura que se celebraron plenos extraordinarios en los que "se aceptaron ruegos y preguntas" de la oposición

Julia Camacho

Sánchez Gordillo, en una marcha del sindicato agrario SAT, en Córdoba.

Sánchez Gordillo, en una marcha del sindicato agrario SAT, en Córdoba. / AFP / CRISTINA QUICLER

El histórico líder jornalero Juan Manuel Sánchez Gordillo (IU-SAT), tendrá que acudir a los juzgados para declarar por un supuesto delito de prevaricación a raíz de la denuncia realizada por el grupo municipal del PSOE por su negativa a convocar plenos “a sabiendas” de que se obstaculiza la labor de fiscalización y control de la oposición. Según indicaron los socialistas en su denuncia, el pasado mandato apenas se convocaron plenos, y tras las quejas de la oposición el veterano alcalde se comprometió en verano de 2015, nada más repetir en el cargo, a celebrar uno cada trimestre, algo que no se ha producido “adrede”, reprochan.  Sánchez Gordillo es alcalde ininterrumpido de este pequeño pueblo sevillano desde 1979.

No es la primera vez que los socialistas protestan por la “forma de gobernar autoritaria y despótica del gobierno local” y la ausencia continuada de los plenos, por lo que las propuestas de la oposición no tienen posibilidad de ser debatidas. En la denuncia presentada el pasado mes de enero, el grupo municipal del PSOE explicaba que el último pleno ordinario se había celebrado en diciembre del 2016, aunque admitían que sí se habían convocado sesiones extraordinarias. El pleno del Ayuntamiento es el máximo órgano democrático del municipio, esgrimen los socialistas, por lo que al no celebrarse se vulnera el estado de derecho y se desprecia el debate político y la pluralidad.  Desde la formación entendían que esa falta de actividad municipal podría ser constitutiva de un delito de prevaricación administrativa y de otro por limitar los derechos fundamentales y civiles de los concejales, por lo que solicitaban la apertura de una investigación. Ahora el juez considera que podría haber una posible infracción penal y cita a declarar a Sánchez Gordillo en calidad de investigado el próximo día 15 de febrero.

En este sentido, el auto del juzgado de Instrucción 2 de Estepa insta además al Secretario Municipal a que informe del acuerdo adoptado por el pleno de julio de 2015 sobre la periodicidad de estas sesiones, “si se advirtió al alcalde de la necesidad de convocar plenos ordinarios” y que certifique si se han convocado dichos plenos.

A finales del pasado mes de octubre, los socialistas presentaron una denuncia similar, que la Fiscalía desestimó, al considerar que Sanchez Gordillo actuaba “a sabiendas de su clamorosa y grosera ilegalidad” y generando una “indefensión” a la oposición al “obstaculizar” su labor de fiscalización y control. El alcalde ya se defendió entonces apuntando a que en esos plenos extraordinarios que se han celebrado se han realizado turnos de ruegos y preguntas, por lo que en la práctica se trataban como plenos ordinarios.

Ahora, en declaraciones recogidas por Europa Press, Sánchez Gordillo arremete contra los socialistas tildándoles de "partido antidemocrático" y calificando la denuncia de "sinvergonzonería política", insistiendo en que los plenos se realizan "con frecuencia según haya asuntos a tratar" y que en ellos nunca se ha rechazado una proposición de ley presentada por la oposición. Así, lamentó que el portavoz del grupo municipal socialista ni siquiera estuviera en el último pleno celebrado.

0 Comentarios
cargando