26 oct 2020

Ir a contenido

VEREDICTO NO VINCULANTE

Junqueras y los 'Jordis' llevan su encarcelamiento a la ONU

El prestigioso abogado británico Ben Emmerson se une a los equipos de defensa para "internacionalizar" su causa

Exigen su liberación en la Comisión de Detenciones Arbitrarias, pero su veredicto no es vinculante

Júlia Regué

Junqueras y los Jordis llevarán su encarcelamiento a la ONU con el abogado Ben Emmerson. / ATLAS VÍDEO

Oriol Junqueras y los 'Jordis' dan un paso adelante para pedir su excarcelación a instancias internacionales. Después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena haya desestimado la petición de libertad del exvicepresidente y esté pendiente de resolver las de Sànchez y Cuixart, sus defensas han fichado al prestigioso abogado británico Ben Emmerson, experto en derecho internacional y derechos humanos, para que capitanee la petición que ya ha registrado al Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU. Su propósito es que el organismo internacional "admita que la permanencia en prisión provisional vulnera sus derechos fundamentales" y que "presione" al Estado para que sean liberados. 

En una rueda de prensa vía Skype desde Londres, Emmerson ha defendido que la encarcelación de estos políticos es "afrenta contra los derechos humanos" porque la prisión preventiva les "impide desarrollar su papel como representantes del pueblo catalán". El abogado ha argumentado que su derecho a la libertad de asociación y de expresión, a la opinión política y a la participación en la vida pública "se ven del todo vulnerados". Por ello, ha emplazado a la ONU a posicionarse en este asunto, matizando que su objetivo "nunca será que se decida sobre la independencia de Catalunya".

Eso sí, el veredicto del grupo de trabajo no es vinculante y las autoridades españolas no tiene por qué atenderse a él. Aún así, sus conclusiones podrían servir a los encausados en un futuro proceso de denuncia ante un tribunal internacional. Emersson se ha mostrado "muy optimista" ante la posibilidad de obtener una "respuesta favorable" por parte de la ONU y ha asegurado que confía en que las autoridades españolas "respeten" la resolución. La defensa no podrá llevar su causa hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) hasta que no termine el proceso judicial en España pero una resolución favorable podría allanarles el camino en un futuro.

"Precedente peligroso"

"España tiene que liberarlos. Marcan un precedente muy peligroso para el derecho a la protesta pacífica en todo el mundo", ha alertado Emmerson, y ha remachado que su petición surge para que la ONU "deje muy claro que no se pueden usar argumentos criminales vacíos para frenar la disidencia política". Y ha acusado al Tribunal Supremo de actuar "de modo dictatorial" al negarles la liberación de Junqueras y los Jordis "para que abandonen sus convicciones".

Por el momento, la defensa del 'exconseller' Joaquim Forn ha decidido mantenerse al margen de esta estrategia. Cabe recordar que el exjefe de Interior renunció a su escaño en el Parlament tras las elecciones del 21-D y lo notificó al Tribunal Supremo para que el juez Pablo Llarena lo tuviera en cuenta para resolver su excarcelación, aunque la desestimó.

El objetivo de la petición es "internacionalizar" la causa de los políticos presos por el 'procés'. El papel de Emmerson en el equipo de defensa se centrará en conseguir que su caso llegue hasta el TEDH, avalado por su trayectoria como abogado de Maria Litvinenko, la mujer del exagente del KGB Alexander Litvinenko, muerto el año 2000 después de ser envenenado, y de Moazzam Begg, ciudadano británico encarcelado en Guantánamo durante seis meses acusado de terrorismo en la guerra de Siria. Del 2012 al 2017 fue relator especial de las Naciones Unidas para los derechos humanos y la lucha contra el terrorismo. También se pronunció abiertamente en contra de la Ley de Seguridad Ciudadana (más conocida como 'Ley Mordaza').