Ir a contenido

CASO LEZO

Un expresidente del Canal de Isabel II declara que la compra de Inassa fue ventajosa

Pedro Calvo sostiene que Gallardón daba autonomía a las consejerías pero le habría parecido bien la operación

Los exconsejeros de la empresa pública imputados dicen ignorar que se utilizara una empresa panameña para la compra

Ángeles Vázquez

El expresidente del Canal de Isabel II Pedro Calvo, en una imagen de archivo.

El expresidente del Canal de Isabel II Pedro Calvo, en una imagen de archivo. / ARCHIVO / DAVID CASTRO

El expresidente del Canal de Isabel II Pedro Calvo y tres exconsejeros de la empresa pública de agua madrileña han negado ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, instructor del 'caso Lezo', conocer ningún tipo de irregularidad en la adquisión en 2001 de la empresa colombiana Inassa y desconocer que se hubiera utilizada una empresa panameña para la operación. El primero ha sostenido que la adquisión fue ventajosa para el Canal y que el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, dejaba mucha libertad a las consejerías, por lo que no tenía por qué conocer la operación, pero si lo hubiera hecho le habría parecido bien, porque era ventajosa para el Canal.

Como ya dijo durante la comisión de investigación de la Comunidad de Madrid, Inassa tiene un valor en la actualidad de 200 millones de euros y el desembolso bajo sospecha que realizó el Canal fue de 73 millones de dólares. No obstante, fuentes jurídicas consideran que el hecho de que la empresa se haya revalorizado no implica que no cometieran delitos durante la operación que deben ser investigados.

Según fuentes jurídicas, los cuatro exconsejeros citados este miércoles (Pedro Calvo, José Antonio Llanos, Roberto Molero y Andrés Muñoz) han defendido que confiaron en todo momento en los informes técnicos que les facilitó el equipo económico liderado por el entonces gerente, Arturo Canalda. Todos han coincidido que en los consejos del 8 y del 14 de noviembre de 2001, en el que dieron el visto bueno a la adquisición de Inassa, se les dio información muy general sobre el proyecto, y que confiaron en lo que les decían Canalda y el entonces director Económico y de Desarrollo Comercial, José Antonio de Cachavera, del que se fiaban por su condición de empleado de la empresa pública.

Todos ellos, salvo Calvo, que no ha querido contestar a la defensa del presunto 'cabecilla' de la trama Lezo y expresidente madrileño, Ignacio González, han dado respuestas coherentes y sin contradicciones entre unos y otros. El exconsejero de Medio Ambiente de Madrid ha justificado su negativa a responder a la defensa de González en que él era el responsable de que tanto él como los demás exconsejeros del Canal estuvieran imputados. El expresidente madrileño fue quien atribuyó irregularidades a la operación de compra de Inassa en las escuchas del 'caso Lezo'.

Declaraciones durante las próximas semanas

Los interrogatorios por la parte del 'caso Lezo' relativos a la compra de Inassa arrancaron este lunes con la declaración el también exconsejero Juan María del Álamo, como investigado, y Rafael Merino, como testigo al ser el único miembro del consejo que no estuvo presente en la citada reunión de noviembre y que no votó a favor de la adquisición de Inassa.

En total el magistrado ha llamado a declarar a más de 25 personas implicadas en la adquisición de la colombiana, conforme había pedido la Fiscalía Anticorrupción. Entre ellas destacan colaboradores cercanos a Gallardón como el propio Calvo y el presidente de Adif, Juan Bravo, quien declarará el próximo lunes.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.