30 mar 2020

Ir a contenido

CIERRE DE CAMPAÑA DE LA CUP

Carles Riera: "Por cada desinfectado haremos crecer millones de bacterias antifascistas insurgentes"

"Los jueces son mamporreros del poder económico y político", sostiene el alcalde de Marinaleda

Beatriz Pérez

El cabeza de lista de la CUP, Carles Riera, en el acto final de campaña.

El cabeza de lista de la CUP, Carles Riera, en el acto final de campaña. / Jordi Pujolar

La CUP ha puesto punto final a su campaña de unas elecciones que considera "ilegítimas y adulteradas" este martes en el pabellón de Virrei Amat, en Nou Barris (Barcelona). Al acto se han acercado unas mil personas.

La candidatura anticapitalista es, hoy por hoy, la única formación que defiende sin ambages la vía unilateral. Lo ha dejado claro, una vez más, el cabeza de lista, Carles Riera. Por eso, ha vuelto a prevenir a JxCat y ERC de "cualquier atisbo de diálogo y bilateralidad" con el Estado. "Hasta ahora hemos hecho la 'revolució dels somriures', pero nos han puesto el dedo en la boca para ahogarnos. Igual hay que moderles para recordarles que tenemos dientes", ha dicho. Esta ha sido la única vez en campaña que la CUP ha hecho una alusión implícita a ejercer la violencia contra el Estado. "La república, insumisa y unilateral".

Para Riera esta campaña es la "más tramposa" de todas las imaginables porque "el Estado y las oligarquías se han confabulado para impedir" que Catalunya "se pueda expresar de nuevo con libertad". Ha lanzado pullas a Josep Borrell, Mario Vargas Llosa, Manuel Valls e incluso Paco Frutos. "A esa gente que se manifiesta con los fascistas les decimos que por cada desinfectado haremos crecer millones de bacterias antifascistas insurgentes".

Riera, que ha reconocido que la materalización de la república "costará mucho", ha defendido que empieza una "tarea histórica ilusionante", que es "el momento de las clases populares. "La república será de las clases populares. Una república de derechos, libre de fascismo, de machismo, de violencia de género".

"Confiad en nosotros -ha finalizado-. Nos comprometemos a ser la voz de millones de personas que han puesto sus cuerpos para defender la república".

"El pueblo más digno del planeta"

En el mitin ha destacado la presencia del alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que en septiembre colgó una 'estelada' en su ayuntamiento. En una intervención muy aplaudida, Sánchez Gordillo ha reivindicado que Catalunya es "el pueblo más digno del planeta".

Para él, la cuestión identitaria y la lucha de clases son "una misma lucha". "Y a ver si se entera de una puñetera vez la izquierda, porque no es izquierda ni es nada". También ha asegurado que "Rajoy es el fascismo de siempre", pero que el PSOE es como el "caballo de Troya": "Primero entran y luego pasan los cuchillos por la espalda".

"Estamos en un momento histórico y ustedes rompen la historia. Son un ejemplo para el pueblo andaluz. ¡Vivan los pueblos que luchan por sus derechos!", ha finalizado.

"Tenemos razón"

Por su parte, la exdiputada Anna Gabriel ha respondido a las palabras de Josep Borrell, quien esta mañana ha dicho que los catalanes "llegarán a las manos" por culpa de la independencia. "No, supuestos socialistas -ha dicho Gabriel-, esto no llegará a las manos. Esto va de razones. Y estamos decididas a demostraros que tenemos razón. La razón, hoy, aquí, se llama república".

Gabriel, que ha arrancado su intervención recordando a Palestina, ha dicho que "ellos [las instituciones del Estado] tienen alergia a la democracia". "Son quienes son gracias a 40 años de ausencia de democracia".

El municipalismo es una de las apuestas más firmes de la CUP, que considera que la república se construye "barrio a barrio, villa a villa", en palabras de la regidora de Barcelona Maria Rovira. "Los ayuntamientos deben defender la materialización de la república con uñas y dientes", ha dicho Rovira, quien además ha llamado a la "autodefensa feminista". 

En este sentido, ha recordado las 25 mujeres asesinadas a manos de sus parejas este 2017 en Catalunya. Y ha lanzado una pulla a los 'comuns': "No se puede. No se puede en el marco del autonismo, en el marco de un estado golpista y conservador".