Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POR LOS PREPARATIVOS DEL REFERÉNDUM

Los investigadores acusan al Govern de "argucias" para camuflar el pago de anuncios del 1-O

La Guardia Civil considera acreditado que se han gastado, al menos, medio millón de euros en publicidad

J. G. Albalat

Urnas preparadas para el referéndum, el pasado 1 de octubre.

Urnas preparadas para el referéndum, el pasado 1 de octubre. / TWITTER / RAPHAEL MINDER

El Gobierno catalán encabezado por Carles Puigdemont se gastó, al menos, 502.639 euros en publicidad en los medios de comunicación vinculada con el referéndum unilateral del 1-O, según señala la Guardia Civil en un informe, que destaca la dificultad de obtener una cifra fiable por las "argucias" de la Generalitat. Por esta razón, el instituto armado considera que deben auditarse las cuentas. Y es que en el proceso que instruye el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona sobre la organización de la consulta se ha incorporado un contrato del Departament de Presidència con una empresa de publicidad sobre la adjudicación de servicios por un valor de dos millones de euros.

La Guardia Civil ha efectuado un análisis del dinero presuntamente malversado para financiar la consulta ilegal en lo referido a la publicidad en los medios de comunicación. Los agentes obtienen la cantidad total de la suma de dos partidas, la primera de ellas, los 277.804 euros que se gastaron en difundir en algunos medios el anuncio "Naciste con la capacidad de decidir. ¿Renunciarás a ella?". Así animaban al voto, que se sufragó con cargo al presupuesto del contrato programa que la Generalitat tiene con la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA).

A esta suma añade otros 224.835 euros gastados en la campaña 'sí o no?', dirigida a promover la inscripción en un registro de los catalanes residentes en el extranjero y a instarles a votar el 1-0.

La opacidad manifiesta

Las dos cantidades fueron pagadas por Presidència. Sin embargo, el informe destaca que es difícil obtener cifras totales fiables dadas la "opacidad" y las "argucias" usadas por el Gobierno catalán para impedirlo. Para determinarlas con exactitud, cree necesario hacer una auditoría a las cuentas de la Generalitat por parte de la Intervención General del Estado o el Tribunal de Cuentas. La Guardia Civil tampoco descarta que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium hayan pagado algunos gastos relacionados con el referéndum unilateral gracias a las subvenciones públicas que, según sostiene el informe policial, reciben.

En el caso del anuncio animando a votar, en el que se mostraban unas vías de tren y que se comenzó a difundir el 4 de septiembre del 2017, el informe destaca que la técnica que se usó para ocultarlo fue la tramitación de un contrato de urgencia. La publicidad se emitió en TV-3 y diversos medios de prensa y se realizó una campaña de pegada de carteles, de lo que resulta la cantidad que estima el informe.

El otro anuncio con el eslogan '¿sí o no?" sobre un mapa de Catalunya se difundió por internet y también a través de la prensa escrita, aunque hubo periódicos que se negaron a publicarlo por ser inconstitucional.