Ir a contenido

ELECCIONES 21-D

Podemos vetará toda fórmula de Govern con C's

La decisión podría bloquear la presidencia de Iceta y la de Arrimadas

Los 'comuns' pierden peso pero sus escaños pueden ser clave para la gobernabilidad

Iolanda Mármol

Pablo Iglesias y Xavier Domènech se besan en el Congreso, en marzo.

Pablo Iglesias y Xavier Domènech se besan en el Congreso, en marzo. / JOSE LUIS ROCA

Sacudida al tetris de cálculos postlectorales el Catalunya. Podemos enfría las expectativas de Miquel Iceta (PSC) Inés Arrimadas (C's) para ocupar la presidencia de la Generalitat. El partido de Pablo Iglesias ha anunciado este martes que, tras el 21-D, no respaldará ninguna fórmula que incluya a Ciudadanos en el Govern, ya sea presidido por la formación naranja o por los socialistas.

La decisión no constituye en sí una novedad especialmente incoherente para un partido morado que ya votó en contra de la investidura de Pedro Sánchez en 2016 al proponer un Gobierno con C’s. Es, sin embargo, una posición que estrecha el entendimiento postelectoral y solo deja la puerta abierta a ERC.

El contexto revela que la decisión de Unidos Podemos está llamada a ser determinante. El último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) demuestra que serán necesarios los pactos, describe el empate de C's con ERC y subraya una paradoja: a pesar de que los socios de Pablo Iglesias, Catalunya En Comú, pierden dos diputados y se quedan en 9 con solo un 8,6% de los votos, la polarización les convierte en llave de gobierno. Tanto el bloque independentista como el autodenominado constitucionalista necesitará, si los estudios no se equivocan, el apoyo de los ‘comuns’.

Su líder, Xavier Domènech, podría, por lo tanto, permitir o bloquear varias combinaciones en el Govern con ERC, Ciudadanos y el PSC.

Aupada en el valor mágico de un resultado electoral que se prevé muy discreto, la portavoz de los morados en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, ha anunciado este martes que no apoyará un ejecutivo con C’s. “No creo ni que Ciudadanos deba presidir un gobierno, ni creo que podamos llegar a un acuerdo de gobierno con ellos”, ha señalado en rueda de prensa en Madrid.

Puerta abierta a ERC

Podemos, ha explicado, veta a tres partidos. PDECat, PP (“los del 3% en Catalunya y en España”) y C’s. Sobre el resto (combinaciones con ERC y CUP) no se llega a pronunciar y deja la puerta abierta.

Su posición contrasta con lo expresado hasta ahora por los ‘comuns’. Fuentes cercanas a Domènech vienen expresando desde hace tiempo que su voluntad es no bloquear la legislatura y alcanzar acuerdos por complejos que sean que permitan la gobernabilidad.

Domènech se reivindica “puente” entre posiciones enconadas en su polarización, posición que se aleja de los vetos señalados este martes por Montero. El entorno de los ‘comuns’, además, admite que en la investidura fallida de Sánchez aprendieron las graves consecuencias negativas que conllevó su decisión.

Si Catalunya En Comú asume el veto de sus socios estatales, la Generalitat estará más cerca de ERC.