Ir a contenido

INVESTIGACIÓN JUDICIAL

La Guardia Civil cree que Marta Rovira dio órdenes directas sobre el 1-O

El Supremo estudia la documentación para determinar si cabe imputar a la número dos de ERC

El Periódico

La secretaria general de ERC, Marta Rovira

La secretaria general de ERC, Marta Rovira / MARIA BELMEZ (ACN)

Ungida por Oriol Junqueras como candidata a la presidencia de la Generalitat mientras él siga encarcelado, Marta Rovira estaba hasta ahora fuera del foco judicial. Sin embargo, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena está estudiando la posible imputación de la número dos de ERC, según ha avanzado la cadena SER, después de que la Guardia Civil la situase en un informe como responsable directa de los preparativos del referéndum unilateral sobre la independencia de Catalunya del 1-O.

En concreto, el instituto armado sostiene que la actual candidata a las elecciones del 21-D dio "instrucciones" para articular la "estructura necesaria para llevar a cabo" la consulta. Rovira habría formado parte, junto con el 'expresident' Carles Puigdemont, Junqueras y los Jordis, del llamado "comité estratégico" para abordar la independencia. También habría participado en reuniones y coordinado contactos sobre los preparativos del referéndum, según revelan las conversaciones telefónicas intervenidas y las declaraciones de testigos.

Jové, el cerebro

Según avanzó el domingo 'OkDiario', la documentación aportada por la Guardia Civil al juzgado de instrucción número 13 de Barcelona apunta a Josep Maria Jové, exnúmero dos del departamento de la Vicepresidència que dirigía Oriol Junqueras, como cerebro de los preparativos, pero añade que "daría cuenta de su actividad y recibiría instrucciones de la cúpula de ERC, especialmente de Marta Rovira Vergés".

Las pruebas contra Rovira provendrían de los pinchazos telefónicos efectuados con autorización judicial. Así, la Guardia Civil recoge que en una de las llamadas, la madrugada del 22 de agosto, entre Jové y Francesc Sutrias -entonces director de Patrimoni de la Generalitat-, el primero se refiere a "Marta" como la persona que debía estar presente en una de las reuniones decisivas [al día siguiente "se reunía la cúpula de ERC y Junts pel Sí con Marta Rovira") y alude a los detalles de lo que debían hacer "después del día D".

Dos testimonios clave

En paralelo, dos testigos, el empresario Vicent Nos y el empleado Quim Franquesa, contactados por la Generalitat para idear un sistema informático que permitiera votar con garantías el 1-O, declararon ante la Guardia Civil que participaron en una reunión, el 16 de agosto, en el Palau de Pedralbes a la que asistieron Junqueras y Rovira, además de otras 15 personas que no pudo identificar. Según su relato, la secretaria general de ERC le preguntó si los catalanes en el exterior podrían votar.

Al asumir la causa contra los exmiembros del Ejecutivo catalán, el juez Pablo Llarena ya abrió la puerta a la imputación de nuevos responsables del Govern o de los partidos independentistas que ayudaron a llevar a cabo el referéndum unilateral.

Rajoy, sobre los "muertos en la calle": "Es mentira, es una calumnia".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido, este lunes por la noche en una entrevista en Tele 5, en tachar de "mentira" y "calumnia" la acusación de la número dos de ERC, Marta Rovira, al Gobierno sobre una supuesta amenaza con "sangre" y "muertos en las calles" si se declaraba la independencia. "Yo no debo enfadarme en público, voy a mantener la calma. Eso es mentira y, además, una calumnia y una vergüenza que se pueda llegar a esos niveles en la política, en la vida misma", ha denunciado.

Preguntado sobre si estaría dispuesto a acudir a los tribunales para defenderse, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que no es "partidario" de poner querellas, pero ha insistido en que las palabras de Rovira son "una mentira y una falsedad". "Desde luego el Gobierno no ha amenazado a nadie. Si hay alguien, que lo diga. Si se ha atrevido a decir una mentira de estas características que diga de dónde saca esa información", ha reclamado.