Ir a contenido

Puigdemont afirma que los catalanes deberían votar si quieren seguir en la UE

El 'expresident' del Govern critica en una televisión israelí el trato dado por Bruselas al 'procés'

Jose Rico / Rafa Julve

Carles Puigdemont, durante su conferencia en el Parlamento Europeo.

Carles Puigdemont, durante su conferencia en el Parlamento Europeo. / ACN / LAURA POUS

Desde su estratégico retiro belga, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha decidido traspasar todas las líneas rojas que había trazado el independentismo durante los últimos años, sin importarle si ello incomoda a su propio partido, el PDECat, que esta vez no parece acompañarle en su flirteo con un 'Catexit', una hipotética salida de Catalunya de la Unión Europea. En una entrevista a la televisión pública israelí, el candidato de Junts per Catalunya sugiere que los catalanes deberían votar en un referéndum si quieren seguir en la UE y descarga toda clase de descalificaciones sobre los Veintisiete, rompiendo así una larga tradición de discurso europeísta del nacionalismo catalán.

No hace tanto, el independentismo depositaba en la UE todas sus esperanzas para que actuase como catalizador del desenroque del Gobierno de Mariano Rajoy respecto a Catalunya. Pero nada de eso se ha producido, sino todo lo contrario. A la vista de que el respaldo comunitario al Ejecutivo central no ha encontrado fisura alguna, Puigdemont ha decidido proseguir con su ofensiva contra lo que considera un "club de países decadentes y obsolescentes, en el que mandan unos pocos, además de muy ligados a intereses económicos cada vez más discutibles". Y señala directamente como culpables a los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani.

A ese club, el candidato de JxCat le lanza un órdago: "No paran de decir que vamos a quedar fuera de la Unión Europea, pero quien debe tomar esa decisión son los ciudadanos de Catalunya. ¿Quieren pertenecer a esta UE? ¿Y en qué condiciones? Vamos a ver qué dice el pueblo de Catalunya. A lo mejor no hay mucha gente que quiera formar parte de esta UE [...] tan insensible al atropello de los derechos humanos, de los derechos democráticos de una parte del territorio solo porque una derecha posfranquista tenga interés en que sea así", sentencia el 'expresident'.

Pese a tan severo diagnóstico, Puigdemont se declara partidario de la UE y del euro, y asegura que va a "trabajar para cambiar" la Unión, pero insiste en que la decisión de continuar o no en ella "la debe tomar el pueblo de Catalunya, como deberían tomarla libremente los otros ciudadanos de Europa".

Disgusto del PDECat y ERC

El nuevo giro argumental (y euroescéptico) de Puigdemont, avanzado este domingo por 'La Vanguardia', ha suscitado duras críticas de la mayoría de partidos, y también del suyo propio. El portavoz del PDECat en el Congreso, Carles Campuzano, ha dejado claro que el soberanismo catalán está "comprometido" con la UE y que la idea de un referéndum al estilo del Brexit "no está en la agenda" de su formación. "La UE ha sido clave en la prosperidad económica y social de los países. No hay futuro sin Europa", ha zanjado el diputado posconvergente, quien pese a todo no cree que estas palabras perjudiquen la campaña del PDECat porque "la UE está en horas bajas".

ERC ha mantenido un prudente silencio este domingo, aunque a la senadora republicana Ester Capella le dio tiempo de mostrar su "desacuerdo" con la propuesta del 'expresident' el sábado de madrugada en La Sexta, al poco de transcender la noticia. Obviamente, los dardos más fuertes han provenido de PP y Ciutadans, que consideran que el 'president' cesado se ha alineado con los partidos populistas y euroescépticos de Europa.

Como Le Pen

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, ha llegado a comparar a Puigdemont con el Frente Nacional francés de Marine Le Pen: "Ahora lo entendemos todo, ahora se le ha caído la careta populista y nacionalista. Todos los populismos son iguales, quieren destruir la UE. Nacionalismo y populismo son dos caras de la misma moneda".

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, de precampaña en Vallfogona de Balaguer (Lleida), ha deplorado que el 'expresident' pretenda dejar a Catalunya sin el dinero que proporciona la UE para financiar políticas básicas, como las agrarias. "Hay unos que se fugan de Europa, pero luego nos quieren dejar sin las ayudas europeas", ha resumido. El candidato del PPC, Xavier García Albiol, se ha preguntado "qué dirigente se sentaría a negociar con Puigdemont sabiendo que nos quiere sacar de Europa".

Idea "alocada"

La portavoz de la campaña del PSC, Eva Granados, ha tildado de "alocada y pesima" la idea del candidato de JxCat porque proyecta, en su opinión, una mala imagen de Catalunya en las instituciones comunitarias. "No juguemos con Europa. Necesitamos estabilidad, y no más aventuras", ha remachado. El número tres de la lista socialista y exlíder de Unió, Ramon Espadaler, también ha lamentado que Puigdemont "asuma la causa antieuropeísta de los populismos".

Desde Podemos, su secretario de organización, Pablo Echenique, ha acusado al exjefe del Ejecutivo catalán de querer sacar a Catalunya de la "realidad" y le ha recordado, por ejemplo, que 200.000 parados catalanes no perciben subsidio de desempleo o que el paro subió un 4% en octubre en esta comunidad.

0 Comentarios
cargando