Ir a contenido

El Gobierno acusa a los independentistas de ser los más "anticatalanes"

El PSOE evita señalar responsables de la derrota y pide un Govern que evite la "pérdida de prestigio de Barcelona"

Colau y la CUP se enzarzan en un debate sobre la influencia de la DUI y el 155

El Periódico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, este martes en la sesión de control en el Senado. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, este martes en la sesión de control en el Senado.  / JUAN MANUEL PRATS

El Gobierno salió este martes en tromba a culpar al ‘procés’ de que Barcelona se haya quedado sin el jugoso pastel que supone la Agencia Europea del Medicament(EMA, por sus siglas en inglés). Varios ministros, entre ellos la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, aseveraron que el referéndum y la Declaración Unilateral de Independencia jugaron en contra de la candidatura y lograron que la aspirada entidad comunitaria se traslade a Ámsterdam cuando, a finales de marzo del 2019, el Reino Unido abandone la UE.

La número dos del Ejecutivo aseveró que el Govern cesado, especialmente “el 'exconseller' de Sanidad fugado, Toni Comín, y el expresident Puigdemont, que se dedica en Bruselas a convocar actos contra la UE” han sido “los verdaderos causantes del daño inmenso que se ha hecho a Catalunya”.

En la sesión de control al Ejecutivo, usó el batacazo barcelonés para afirmar que los partidos independentistas son “los partidos más anticatalanes”. “Ahí está la factura y la fractura que están dejando en Catalunya”, concluyó.

En la misma línea, la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, manifestó que Barcelona “la mejor candidatura bajo criterios objetivos y técnicos”. Fuentes gubernamentales añadieron que la ciudad estaba entre las mejor posicionadas pero comenzó a bajar en el ranking justo a partir del 1-0.

Por contra, el PSOE consideró que “no es el momento de buscar culpables”. “Lamentamos lo que ha pasado y esperamos que después de que termine este proceso electoral haya un gobierno que se preocupe de los ciudadanos y que evite algo tan lamentable como la pérdida de empleo y de prestigio de Barcelona", manifestó la portavoz Margarita Robles

Reacciones barcelonesas

La alcaldesa Ada Colau ha hecho un llamamiento a aprovechar el trabajo conjunto llevado a cabo para la candidatura  para fijar objetivos "menos ambiciosos" que potencien la fortaleza de Barcelona en el ámbito científico. En declaraciones a TV-3, Colau ha insistido en que la candidatura de Barcelona era "perfecta" y ha explicado que desde antes del 1-O sabían que la inestabilidad política no estaba ayudando.

La concejal de la CUP en el ayuntamiento, Eulàlia Reguant, ha exigido a la alcaldesa que no ponga, como hizo ayer, al mismo nivel la declaración unilateral de independencia (DUI) y a aplicación del artículo 155 de la Constitución, después de que este lunes Colau asegurara que ambas decisiones no han ayudado. "No es lo mismo la represión y el reprimido. No puede serlo nunca", ha afirmado.

Por su parte, el PDECat también ha culpado al Gobierno del fracaso de la EMA. El portavoz del partido en el Congreso, Carles Campuzano, ha eximido de toda responsabilidad al Govern dado que sus miembros ya no están en el cargo. "Es muy evidente que con un Govern en prisión y en el exilio, reclamarle responsabilidades me parece muy poco decente --ha afirmado--. Quien es competente quien negocia con otros estado es el Gobierno  y es evidente que la diplomacia española no lo ha hecho bien". Por su parte, Joan Tardà (ERC), ha culpado  a la "represión" del Ejecutivo del fracaso. 

0 Comentarios
cargando