Ir a contenido

Rajoy se reúne con el primer ministro belga antes de que Puigdemont comparezca en Bruselas

El encuentro se produce a petición de Charles Michel, en el marco de la Cumbre Social de líderes europeos que se celebra en Suecia

Ambos gobiernos niegan que hayan hablado sobre la situación del 'president' cesado y los exconsellers fugados

Rajoy se reúne con el primer ministro belga antes de que Puigdemont comparezca en Bruselas

EFE / DIEGO CRESPO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha reunido este viernes con el primer ministro de Bélgica, Charles Michel, en el marco de la Cumbre Social de líderes europeos que tiene lugar en Gotemburgo (Suecia), horas antes de que el 'president' cesado Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers comparezcan en Bruselas ante el tribunal que debe decidir sobre la orden de detención y entrega.

La reunión bilateral ha comenzado después de que ambos llegaran al encuentro de jefes de Estado y de Gobierno pasadas las 9.00 horas de la mañana y se ha producido a petición del Gobierno belga, según fuentes del Ejecutivo español.

El encuentro ha durado algo más de un cuarto de hora y según fuentes de ambos países no se ha abordado la situación del 'president' cesado, sino las relaciones bilaterales y el futuro de Europa. Asimismo, ambos han hablado sobre las candidaturas a diversos órganos e instituciones comunitarias, en un contexto en el que Michel está manteniendo contactos con otros líderes europeos para recabar apoyos a que un representante de su país esté al frente de Europol. Por su parte, Rajoy defiende la candidatura de Barcelona para la Agencia Europea del Medicamento. El Gobierno español precisó que no hubo compromisos de apoyo y solo un intercambio de pareceres sobre las aspiraciones mutuas. 

El presidente ha publicado un tuit informando de la reunión: 

Por su parte, el primer ministro Belga ha señalado a los periodistas que encima de la mesa no estuvo la euroorden porque es "un asunto judicial". "Intento ser coherente y consecuente. En Bélgica es un asunto judicial, eso significa que sobre la base de separación de poderes, son las autoridades judiciales las que deben tomar una posición", señaló, además de explicar que ya existen "otros canales diplómaticos" entre ambos que les dan "la oportunidad de hablar" sobre el conflicto catalán y la fuga de Puidemont a su país. 

En la última Cumbre Europea, el problema territorial, en teoría, tampoco formó parte del orden del día y oficialmente no se habló de él en las reuniones bilaterales, pero sí ocupó los llamados 'márgenes' del Consejo Europeo, donde en ocasiones se hablan de los problemas que "realmente importan", según los diplomáticos.

En aquel encuentro, dos semanas después del 1-O y antes de la aplicación del 155, todos los líderes europeos cerraron filas con Rajoy, salvo los dirigentes de Bélgica y Luxemburgo. Michel insistió en que el conflicto debe resolverse con diálogo, después de enojar a la Moncloa por apostar por la mediación y condenar la violencia policial del 1-O, lo que provocó roces diplomáticos entre ambos gobiernos. 

Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan en la capital belga comparecerán en una vista fijada para las 14.00 horas en la Cámara del Consejo de Bruselas (tribunal de primera instancia belga), que debe decidir sobre la orden de detención y entrega dictada contra ellos por España, aunque lo más probable es que el juez no tome una decisión hasta pasados unos días.