Pulso soberanista

El Banco de España admite que la tensión en Catalunya puede dañar el PIB

El clima político podría afectar la confianza de los agentes, a sus decisiones de gasto y condiciones de financiación

El organismo regulador mantiene la previsión de crecimiento del 2017 en el 3,1% y baja al 12,9% la tasa de paro del 2019

Luis María Linde, presidente del Banco de España. 

Luis María Linde, presidente del Banco de España.  / JUAN MANUEL PRATS

3
Se lee en minutos
ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

El Banco de España admite, por primera vez, que la tensión política en Catalunya puede afectar al crecimiento de la economía. La incertidumbre generada por las demandas de independencia ya es motivo evidente de preocupación para algunos inversores institucionales y agencias de calificación y el Banco de España ha incorporado este factor de riesgo en sus proyecciones de crecimiento del PIB. "Las tensiones políticas en Catalunya podrían afectar eventualmente a la confianza de los agentes y a sus decisiones de gasto y condiciones de financiación", reconoce el Banco de España en su informe trimestral sobre la economía española, publicado este jueves.

Es la primera vez que un informe del Banco de España hace mención expresa a la tensión política en Catalunya como un posible factor de riesgo para la economía española, junto a otros como el ‘brexit’, la política fiscal de EEUU, la subida de los tipos de interés o la o la retirada de los  

Según el director general de Economía y Estadísticas del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aún no existen datos que confirmen si la tensión política en Catalunya ya está afectando o no a las tasas de crecimiento de la economía española. Si bien, de cara al futuro, “es uno de los riegos que debemos tener en cuenta”.

Normalidad en los depósitos bancarios

Hasta ahora, los datos de los mercados financieros, "no revelan ninguna reacción negativa" en apartados tales como la prima de riesgo, ha dicho Hernández de Cos en un encuentro con los medios para presentar la actualización del cuadro macroeconómico elaborada por el servicio de estudios de la entidad. Además, el Banco de España, tampoco ha detectado “ninguna anomalía” que pudiera sugerir alguna fuga de depósitos en Catalunya. 

Así, Hernández de Cos ha explicado que, al menos de momento, el clima político no está entre las causas que explican la desaceleración observada en el tercer trimestre de este año. Según el Banco de España el PIB ha crecido entre julio y septiembre el 0,8%, una décima menos que en el segundo trimestre, por una menor aportación del sector exterior y por el incipiente agotamiento de los llamados "vientos de cola".

Durante los últimos años la economía española ha recibido un impulso extra de los bajos precios del petróleo, los mínimos tipos de interés, la rebaja fiscal del bienio 2015 y 2016 y por la salida a flote de la demanda de consumo e inversión embalsada durante los años de la crisis. A partir de ahora, estos “vientos de cola” empiezan a perder intensidad  y ejercen un efecto “nulo o ligeramente contractivo” para el crecimiento económico, que explican la desaceleración prevista para los próximos años.

Desaceleración del PIB y del empleo

Pese a ese incremento de los riesgos, el instituto emisor mantiene las previsiones económicas en niveles similares a las proyectadas el pasado mes de junio. "Se prevé que, tras crecer un 3,1 % este año, el producto interior bruto (PIB) aumente el  2,5% y el 2,2% en el 2018 y 2019, respectivamente, cifras coincidentes con las anteriores proyecciones", subraya el informe. Estas previsiones “no incorporan ningún efecto de las tensiones políticas en Catalunya", según Hernández de Cos.

Noticias relacionadas

En lo que respecta al mercado de trabajo, el Banco de España prevé que la tasa de paro siga reduciéndose de manera ostensible como un efecto lógico del aumento del PIB, y que se sitúe por debajo del 13% a finales del 2019 (el 12,9%). "El crecimiento seguirá siendo muy intensivo en el factor trabajo, proceso al que contribuirá el moderado ritmo de avance de los costes laborales unitarios. No obstante, se prevé que los elevados crecimientos del empleo observados en los últimos años se moderen conforme transcurra el periodo de proyección, en línea con la evolución esperada para la actividad", explica el Banco de España. 

Presupuesto prorrogado, menor crecimiento

<span style="font-size: 1.6rem;">Tras la decisión del Gobierno de <a href="https://www.elperiodico.com/es/economia/20170926/gobierno-prorroga-presupuesto-2017-6311510">aplazar la aprobación del proyecto de <strong>Presupuestos del 2018 </strong></a>hasta que se calme la tensión política en Catalunya, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, <strong>Pablo Hernández de Cos</strong>, ha subrayado que aún existe la posibilidad de aprobar las cuentas a finales de diciembre o ya en enero del año próximo.</span>