Ir a contenido

DISTRIBUYEN UN MILLÓN DE PAPELETAS

Las entidades soberanistas denuncian una 'operación tumulto' para evitar el 1-O

La presidenta del Parlament equipara la dictadura franquista con las actuaciones del Estado

Òmnium y la ANC distribuyen un millón de papeletas por todo Catalunya

Júlia Regué / Barcelona

Pegada de carteles en Barcelona a favor del referéndum. / Xavier Jubierre

Tras acotar la logística del 1-O, los ojos del Estado se posaron, el viernes, en las entidades soberanistas. La consideración de "tumulto" a las manifestaciones organizadas por ANC y Òmnium, acaso para justificar un delito de sedición, puso en guardia a las organizaciones. Y este domingo han respondido con todo un desafío: el reparto, en Barcelona, de un millón de papeletas de voto del referéndum.

A tan sólo siete días del 1-O, las entidades soberanistas atizan para que no afloje la movilización permanente. Bajo el lema 'Marató per la Democràcia', Òmnium ha conjurado a los soberanistas frente a los ayuntamientos para colgar carteles y pancartas a favor del referéndum.

En Barcelona, la celebración de la Diada castellera de las fiestas de la Mercè ha impedido reunir a los soberanistas en Plaza Sant Jaume, y el punto neurálgico se ha trasladado a la Plaza Universitat, un lugar representativo de este apogeo en las calles después de que un grupo de estudiantes ocupase este viernes el Rectorado de la Universitat de Barcelona.

EFE / ALEJANDRO GARCÍA

A gritos de 'no esteu sols' y 'votarem', la presidenta del ParlamentCarme Forcadell, el presidente de la ANCJordi Sánchez, y el de ÒmniumJordi Cuixart, han aparecido entre los suyos para llamar a la participación el 1 de octubre y para pedir "obediencia" ante "las provocaciones del Estado". "Os pido que nos hagáis caso, que seáis obedientes, pase lo que pase estos días a las personas de las entidades o a los miembros del Govern, que nadie se equivoque con la respuesta que hay que dar", ha aseverado Sànchez ante centenares de incondicionales. En la misma dirección se ha expresado Forcadell, quien ha bautizado como 'operación tumulto' las intervenciones del Estado para frenar la consulta. "Quieren hacer ver que en Catalunya hay violencia y no la hay, no la ha habido, ni la habrá. Somos un pueblo pacífico y tenemos que conjurarnos todos para que así sea", ha reiterado.

"Golpe de Estado"

A su vez, Sánchez ha culpado al Gobierno de estar "destruyendo el Estado democrático y de derecho, la legalidad del 78 y el Estado de las Autonomías" y de "actuar por la puerta de atrás". "Lo que están haciendo es un auténtico golpe de Estado", ha espetado, y ha vacilado: "Están muy nerviosos porque llevan miles de horas invertidas en buscar el tesoro democrático más bien guardado en este país: las urnas. Y nos las encuentran porque cuando un pueblo quiere preservar el tesoro de la democracia no hay Guardia Civil ni fiscal ni juez que pueda descubrir dónde están", ha aseverado entre avivados aplausos.

Forcadell ha asegurado que el Gobierno "está actuando exactamente igual que la dictadura franquista" y ha señalado que "el tribunal de responsabilidades políticas y el tribunal contra la masonería y el comunismo también habría procedimientos penales y ponía multas". Y ha remachado: "Quieren acusarnos de sedición porque conlleva penas de prisión. Pero si se piensan que encerrándonos a nosotros acabarán con nuestras ideas que sepan que la democracia y la libertad no tiene ni paredes ni fronteras", ha remarcado. "No pudo el franquismo, no podrán ellos ahora", ha insistido Cuixart.

El control del cuerpo de Mossos d’Esquadra también ha irrumpido en sus discursos. "Han entrado en un estado de nerviosismo que les lleva a cruzar todas las líneas rojas", ha mantenido Sánchez, y ha defendido la gestión de los atentados por parte de la policía catalana para evidenciar que "no hay que cambiarlo" porque "no se está dando ninguna anomalía". Más contundente ha sido Cuixart: "Dicen que querrían poner un coronel al frente de los Mossos d’Esquadra, no podrán, y pronto querrán poner al señor Millo de presidente de la Generalitat, y tampoco podrán", ha enfatizado para llamar de nuevo a la movilización permanente. 

Todos ellos han remarcado que el conflicto catalán "no es un enfrentamiento entre pueblos" y han asegurado que "están juntos todos los demócratas de los pueblos de España luchando por las libertades civiles y los derechos democráticos", en alusión a la asamblea de Unidos Podemos en Zaragoza.

Distribución de papeletas

El presidente de la ANC ha animado a "arrancar de su casa la gente que aún duda si ir a votar o no", y ha dirigirse a las urnas con los indecisos. "Gastad toda la tinta de vuestras impresoras, llenad todas las paredes de este país de carteles que llamen a defender la democracia, y la gente del sí que somos muchos a trabajar y a ganar legítimamente la libertad en las urnas", ha concluido, mientras la plaza se llenaba poco a poco de propaganda.

La escenificación soberanista ha terminado con el anuncio de Cuixart sobre el reparto de papeletas en distintos puntos de Catalunya. Los estudiantes congregados en el Rectorado, han sacado cajas repletas de papeletas y han organizado su distribución por toda la ciudad. "No tengáis ningún miedo, esta es nuestra libertad", ha zanjado el líder de Òmnium.