28 sep 2020

Ir a contenido

TERRORISMO ISLAMISTA

Prisión para el paquistaní detenido en Lleida por su apoyo a la yihad

El arrestado había alcanzado un nivel de "máxima radicalización"

El Periódico / EP / Madrid

EFE

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado este viernes a prisión provisional y sin fianza al paquistaní detenido el martes en Lleida por haber alcanzado supuestamente un nivel de "máxima radicalización" a través del consumo y difusión de propaganda yihadista en internet. El arrestado, que responde a las iniciales A.Z., ha pasado esta mañana a disposición judicial y, tras ser interrogado por el juez, ha sido enviado a prisión por un delito de autoadoctrinamiento, según han informado fuentes de la Audiencia Nacional.

Con esta detención, derivada de una operación antiyihadista del pasado mes de junio en la que fueron arrestados tres hermanos paquistaníes, las fuerzas de seguridad han dado por desmantelado un grupo "de ideología extremadamente radical" que se encargaba de difundir el ideario yihadista a través de las redes sociales.

El detenido consumía y difundía, a través de sus perfiles en la red social Facebook, mensajes yihadistas centrados en la justificación y el llamamiento explícito a la yihad armada, vídeos en los que se inducía al martirio, alabanzas a grupos terroristas y sus líderes, así como abundante material propagandístico animando a la realización de acciones terroristas. En las últimas semanas, los investigadores constataron la radicalización máxima de este individuo, que mostraba un importante retraimiento social y había descuidado sus obligaciones laborales para centrarse en la práctica rigorista de los preceptos religiosos y al consumo de material radical.

'Cazado' por sus hermanos

Fuentes de la investigación resaltan la importancia del desmantelamiento definitivo de este grupo, después de tres años de trabajo policial, debido a que los paquistaníes conforman grupos muy cerrados en los que resulta extremadamente difícil penetrar.

Este último arresto ha sido posible a raíz del análisis del abundante material informático incautado a los tres hermanos arrestados en junio en la denominada operación Farina.

Desde que se elevó la alerta antiterrorista a nivel 4 en junio de 2015, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 200 presuntos terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 245 desde principios de 2015.