Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

El TSJC no prohíbe a Gordó salir de España

Tampoco confisca los teléfonos móviles del diputado porque es una diligencia "inútil"

J. G. Albalat

Gordó sale de la Audiencia, acompañado de su abogado, el jueves.

Gordó sale de la Audiencia, acompañado de su abogado, el jueves. / FERRAN SENDRA

El juez del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC)Carlos Ramos, ha desestimado la petición de la Fiscalía Anticorrupción de prohibir la salida de España al diputado y el exconseller de Justícia, Germà Gordó, que este jueves declaró durante más de cuatro horas acusado de haber intermediado con empresario para que hicieran donaciones a dos fundaciones vinculadas a la extinta CDC a cambio de la adjudicación de obra pública. Es el denominado 'caso 3%'.  El político, exdiputado de Junts pel Sí y ahora parlamentario no adscrito, tampoco deberá entregar el teléfono móvil que utiliza para ejercer su profesión de abogado, tal y como solicitó la acusación pública. El que da el Parlament ya lo dio tras su interrogatorio.

El auto del juez sostiene que ya fue revisado el teléfono móvil del Parlament tras su entrega el mismo jueves por parte de Gordó y se ha comprobado que no habían datos relevantes para la investigación. No buscaban llamadas, sino información sobre la cuenta de correo electrónico que, por otra parte, ya fue obtenida en los registros practicados en la Cámara catalana, el  Palau de la Generalitat y la  Conselleria de Justícia el pasado 20 de julio. Así, el juez Ramos califica de "inútil" requisar el teléfono profesional del político.

Dinero en el extranjero

El magistrado deniega, asimismo, la petición de la fiscalía de prohibir la salida de España del diputado. Los fiscales reclamaron esta medida ante la posibilidad de que Gordó tenga dinero en el extranjero. El juez sostiene que esta sospecha no tiene, por el momento, "asiento indiciario alguno".

El diputado admitió en su declaración que se había reunido con empresarios por razón de su cargo (secretario del Govern primero y 'conseller' de Justícia, después), pero negó haber reclamado dinero a cambio de obras públicas. También dijo desconocer que algunos empresarios le denominaban Gregorio y Gerardo. Estos dos nombres figuran en algunas anotaciones intervenidas en los registros efectuados a directivos de algunas compañías.

La Guardia Civil ha podido reconstruir las agendas oficiales de Gordó que la Generalitat dijo que se habían borrado de los servidores oficiales.