El número dos de Interior, sobre su reunión con González: "Ojalá esté grabada y acabemos ya con este pesadilla"

Afirma que su cita con el hermano del expresidente de Madrid fue protocolaria

El fiscal anticorrupción defiende al alto cargo y dice que no tiene nada que ver con el "chivatazo"

El número dos de Interior, sobre su reunión con González: "Ojalá esté grabada y acabemos ya con este pesadilla"

JUAN MANUEL PRATS

Se lee en minutos

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha dicho este miércoles que "ojalá" esté grabada, tal como han dicho algunos periodistas, su conversación con Pablo González, hermano del expresidente madrileño Ignacio González y encarcelado como él en la 'operación Lezo'. "Ojalá esté grabada y se pueda publicar, y acabemos ya con este pesadilla", ha dicho. 

No obstante, Nieto no ha dado por hecho que esa grabación exista, sino que ha hecho ese comentario afirmando que algunos periodistas la han mencionado. De hecho, preguntándose qué posibilidad tiene él de defenderse en este caso ha señalado que no le parecería adecuado grabar las conversaciones de su departamento. "¿Qué posibilidad tengo de aclararlo?", se ha preguntado. "Que se graben las conversaciones en la Secretaría de Estado de Seguridad y luego se puedan poner creo que no es la forma", ha añadido.

En declaraciones a Onda Cero, Nieto ha asegurado que él sólo quiere poder defenderse, porque hasta ahora ha tenido "las dos manos atadas" ante lo que se dice de él en un sumario que él no conoce, pero "sí lo conoce mucha gente" y del que sólo se publican fragmentos. Es más, se ha preguntado si lo que se ha publicado del sumario estará "aliñado".

CITA PARA HABLAR DE TEMAS DE SEGURIDAD

El 'número dos' de Interior ha insistido en que su reunión con Pablo González fue protocolaria y para temas de seguridad de Mercasa, la empresa pública en la que era directivo. También ha dicho que llevaba dos años sin tener ningún contacto con él y que nunca ha hablado ni con Ignacio ni con su hermana Isabel, diputada en la Asamblea de Madrid.

Nieto ha reiterado que cuando se produjo esa reunión, el pasado 8 de marzo, él no sabía que Pablo González estaba investigado en la 'operación Lezo'. Y ha asegurado que si esa reunión se la hubiera pedido Ignacio González "nunca se habría producido", porque el expresidente madrileño no era cargo de una empresa, no tenía ninguna relación con él y, además, sí había sido objeto antes de investigaciones judiciales -sobre su ático en Estepona- que le habrían obligado a "ser precavido". 

MOIX LE DEFIENDE

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ha dicho en Sevilla que el secretario de Estado de Seguridad "no tiene nada que ver con el tema", en relación al posible "chivatazo" a Ignacio González sobre las investigaciones del caso Lezo.

Te puede interesar

Preguntado por los periodistas sobre si el número dos de Interior podría resultar imputado en el caso, el fiscal jefe Anticorrupción ha declarado: "El señor Nieto no tiene nada que ver con el tema". En este sentido, Nieto, que esta tarde de miércoles comparece en la comisión de Interior para hablar del crimen organizado, ha dicho a la prensa a la entrada que no teme ser imputado. "Sé que no hay ningún hecho que se me pueda achacar que sea constitutivo de delito. Pero si hubiera alguna duda o algún error estoy a disposición de la justicia", ha declarado.

El secretario de Estado ha asegurado que no se ha planteado dimitir, pero que el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, tiene a su disposición su cargo desde el minuto en que le nombró.