Ir a contenido

Duran: "Puigdemont no me parece un gran presidente; Pujol, sí lo fue"

El exlíder de Unió considera que el Govern debería haber condenado "contundentemente" las amenazas de Llach a los funcionarios

Josep Antoni Duran Lleida.

Josep Antoni Duran Lleida. / Quique Garcia

El exlíder de la extinta Unió Josep Antoni Duran Lleida ha asegurado este miércoles que el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, no le parece "un gran presidente". De todas formas, considera que pasará a la historia por llevar a Catalunya hasta un momento que será analizado históricamente, en alusión al proceso independentista, al igual que Artur Mas, al que ha señalado como futuro personaje histórico por haber impulsado del 'procés'. "En función de cómo acabe podré terminar la frase", ha sugerido Duran sobre su antiguo aliado. 

En una entrevista en RNE, el exlíder de Unió también ha opinado sobre el 'expresident' Jordi Pujol, a quien considera "un gran presidente con un final que tendrá muchas sombras". Aún así, le ha agradecido la labor que llevó a cabo para Catalunya y al frente de CiU. La entrevista ha tenido lugar minutos antes de conocerse el nuevo registro en la vivienda del 'expresident'.

Por otra parte, Duran ha censurado las amenazas de Lluís Llach a los funcionarios, y ha considerado que el Govern debería haberlas condenado "contundentmente".

"EL REFERÉNDUM NO SE CELEBRARÁ"

Sobre la reforma del reglamento del Parlament impulsada por JxSí y la CUP para aprobar las leyes de desconexión, cree que es "inadmisible", y también ha criticado que se hable de la posibilidad de hacer una declaración unilateral de independencia. "¿De qué sirve? ¿Quién te reconoce? No hay capacidad de ser reconocido por nadie que valga la pena", ha destacado Duran, tras insistir en su vaticinio de que el referéndum se convocará, no se celebrará y se repetirán unas elecciones al Parlament que ganará ERC, que gobernará con los 'comuns'.

En su opinión, no cree que se llegue al extremo de que los Mossos o fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado deban retirar las urnas porque no cree que el referéndum se celebre y porque duda de que, después de la experiencia del 9-N, haya empresas dispuestas a colaborar y facilitar el material necesario para llevarlo a cabo.

También ha insistido en recetar diálogo dentro del marco de la Constitución para encontrar una solución, dejando claro que partir de la premisa 'refereréndum sí o sí' "no es diálogo", y cree que lo lógico es que el Gobierno central debe ser el que lo ofrezca al ser el actor más fuerte.

0 Comentarios
cargando