Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

El juez felicita a Mireia Pujol porque su gestor duplicó su parte de la herencia en tres años

La hija pequeña del expresident dice que tiene la confianza de que el dinero procede de un legado

A diferencia de sus hermanos, desvincula a Jordi Pujol Ferrusola de la gestión de su cuenta

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Mireia Pujol, hija del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional.

Mireia Pujol, hija del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional. / DAVID CASTRO

Mireia Pujol va por libre, y lo demostró este martes ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. Fue la única miembro de la familia Pujol que no responsabilizó a su hermano Jordi de la gestión del legado en Andorra. Según la penúltima hija del expresidente de la Generalitat, de la gestión de los 62 millones de pesetas (332.000 euros) que le correspondieron, como a cada uno de sus seis hermanos y a su madre, Marta Ferrusola, por la herencia de su abuelo Florenci, se ocupaban los gestores de Andbank y luego, del BPA.

Como si el dinero no fuera suyo, de los 1,4 millones de euros que llegó a tener, en prácticamente 20 años sólo sacó 157.000 euros para comprar una máquina de fisioterapia que necesitaba en la clínica que abrió cuando dejó de bailar, actividad con la que sobrevivía sin ayuda familiar. Tampoco tenía de qué preocuparse, porque sus gestores eran tan buenos, que en la primera cuenta duplicó sus ingresos en tres años. Fuentes jurídicas señalaron que esto le supuso que el juez De la Mata le pidiera que "felicitara" a esos gestores por tan buen trabajo. 

DE 62 MILLONES A 126 EN OCHO AÑOS

Los 62 millones de pesetas que recibió en 1992, por el supuesto legado que les hizo su abuelo Florenci para solventar la inestabilidad que podía acarrear la carrera política de su padre, se convirtieron en 126, gracias a las transferencias que le fue haciendo su hermano Jordi por los beneficios que reportaba un producto desconocido por la Udef, las láminas financieras. Según fuentes jurídicas, en 2000 le dijo a su hermano que dejara de hacerle ingresos. Cuando en 2010 como el resto de la familia cambia el Andbank por el BPA, tenía 233 millones de pesetas (1,4 millones de euros).

La cifra llegó a 1,7 millones, pero en 2014 sólo regularizó 1,1; la diferencia se debe a la compra de la máquina para la clínica y a la gestión que hizo el BPA. Según fuentes presentes en la declaración, Mireia admitió que había creado una fundación en Panamá con su hermana Marta para ocultar el dinero que tenía en Andorra y llegó a admitir que los gestores del BPA les recomendaron cómo evitar el pago de impuestos en Andorra.

CONFIANZA EN LA FAMILIA    

Según explicó, ella sabía que el dinero procedía de la herencia de su abuelo paterno por la "confianza" que tiene en su familia, que así se lo había dicho a ella, en la línea marcada por Jordi Pujol Soley en la carta en la que atribuyó a un legado, del que fue excluida su hermana, su dinero en Andorra. Mireia no quiso contestar a por qué su tía había sido apartada. Señaló que su padre, al que la investigación atribuye la cuenta 63810, no quiso parte, porque era político y que ella y sus hermanos lo aceptaron porque el patriarca no les dijo que no lo hicieran. 

0 Comentarios
cargando