ENTREVISTA CON EL LÍDER DE EN COMÚ PODEM EN EL CONGRESO

Xavier Domènech: "Junts pel Sí está desorientado por tanto cambio de ruta"

"En la confluencia ha habido momentos de tensión fuertes, pero todos han demostrado mucha generosidad"

"Hemos logrado más apoyos en Europa al referéndum que toda la acción exterior del Govern"

Entrevista con el Líder de ’En Comú Podem’ en el Congreso / RICARD FADRIQUE

5
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

–¿Es verdad que le ha costado una úlcera todo lo ocurrido

–(Risas) Estoy bien de la barriga ahora. Lo que hemos pasado ha sido un proceso que parte de una enorme complejidad porque es algo histórico y eso puede generar situaciones difíciles a nivel físico. Pero todo el mundo ha mostrado enorme generosidad. Vamos bien encaminados.

–¿Ha habido momentos en estas dos semanas en los que se ha arrepentido de meterse en esta historia?

–Construir un nuevo espacio político es un reto inmenso. Y hay momentos en los que te preguntas: qué hago aquí. Porque además mi vocación no es de permanencia, habrá un momento en que dejaré de estar en esta parte más pública y volveré a mi vida anterior. Y es normal que esta enorme intensidad te lleve a pensar en esa vida anterior y futura. Pero estamos creando una realidad nueva que puede cambiar la realidad en la que vivimos, para conseguir una Catalunya libre de corrupción, más justa y que permita un reconocimiento a todas sus soberanías. Esto es suficientemente importante como para que esta aventura sea apasionante.

–Todos asumían que la confección de la ejecutiva sería la parte que daría más problemas. ¿Pero imaginaba que tanto?

–Sabía que sería complejo. Ha habido momentos de tensión fuertes que han puesto a prueba hasta qué punto estaba todo el mundo dispuesto a ser generoso en la construcción de este espacio. Pero las bases estaban muy bien asentadas y eso hace que en los momentos de mayor complejidad se pueda tirar hacia delante. Demuestra que la apuesta de todo el mundo es muy firme. Cuando vives momentos tan duros, la salida te hace más fuerte.

–¿Qué papel ha jugado Pablo Iglesias en las negociaciones?

–Ha habido mucho diálogo entre Albano [Dante Fachin] y yo y en él han participado muchas personas, como Pablo. Él siempre había apostado por la construcción de ese espacio político. Hace siete meses ya decía que se tenía que hacer bien, que ese nuevo espacio político tenía que ser un espacio muy cálido, y ese es uno nuestros  grandes retos. Que recoja todas las identidades y capital político y que a la vez se proyecte más allá de eso, que el todo sea más que  la suma de las partes. Pero para que haya todo tiene que haber suma de las partes. 

–Ada Colau también ha resultado clave. ¿Qué rol jugará en la nueva ejecutiva?

–Ada por lo que simboliza es una de la piezas claves de la construcción de este nuevo espacio y su predisposición al diálogo ha contribuido, igual que la de Pablo, la de Albano o la mía. Estará en los órganos de representación de ese espacio político, lo veremos en breve. Lo que representa mejor ese espacio político es que Ada esté, aunque esto se tiene que poder combinar con su labor como alcaldesa. Pero seguro que la combinación será perfecta.

–¿Le hubiera gustado que Podem se integrara en una lista unitaria para la ejecutiva?

–Sí. Creo que mi lista representará la pluralidad de sensibilidades, pero si hay gente que considera que tiene que haber otra lista me parece bien. Lo importante es que estemos todos juntos y que la gente decida y Podem estará en los órganos de dirección sin lugar a dudas.

–¿Las ‘primarias’ en la confluencia pueden volver a tensar la relación con Podem?

–No soy profeta, pero creo que no.

–Tras la asamblea fundacional del 8 de abril, el nuevo sujeto tendrá una sola voz para posicionarse sobre temas como la investigación abierta de la Fiscalía sobre los preparativos del referéndum

–Llueve sobre mojado. La Fiscalía usa su acción como una metralleta. No creo que sea ni mucho menos ilegal que una institución pública haga una licitación para hacer papeletas electorales.

–Parece que ha bajado la presión sobre los ‘comuns’ por el referéndum. ¿A qué lo atribuye?

– La bajada de presión es porque Junts pel Sí tiene un debate interno fuerte sobre cómo encarar la realidad, que no se construye a golpe de titular. Y no saben cuál es la propuesta. JxSí cambió de ruta sin explicar muy bien por qué, pasando de decir que en junio del 2017 seríamos independientes a decir 'o referéndum o referéndum', que a nosotros nos parece bien. La ley de transitoriedad jurídica, que tenía que ser en junio y ahora pasa a septiembre, y la reforma del reglamento expresan que Junts pel Sí está desorientado por tanto cambio de hoja de ruta. El Govern tiene problemas de autojustificación. 

–El PDECAT empieza este sábado su campaña por el referéndum. ¿A partir del 9 de abril que harán ustedes? 

–El trabajo por el referéndum en el último año lo hemos hecho como nadie, poniéndolo en la agenda del Estado. Somos los que tenemos más complicidades en el Estado; y en Europa hemos logrados más apoyos que toda la acción exterior de la Generalitat no ha logrado. Nuestro compromiso es que Catalunya pueda construir su futuro, no aterrizar en las hojas de ruta de otros.

–¿Cree que el nuevo partido tendrá que ir a unas elecciones catalanas este mismo año? 

–No doy por hecho anda. Creo que es importante que lo que se expresa en términos electorales se exprese en términos de acción de gobierno. La Generalitat se rige por principios de la antigua Convergència, que tiene la presidencia y la mayoría del Govern pese a estar en una decadencia brutal. Igual que hay un bloqueo en la negociación con el Estado, también hay un bloqueo para los deseos de una mayoría social, como por ejemplo revertir las políticas de austeridad o que se deje de dar dinero a escuelas que segregan por sexo.

Noticias relacionadas

–Para ser poder ser una alternativa al PDECAT, tendría que haber una alianza con ERC. ¿Cómo están las relaciones?

–No tenemos claro cuándo serán las elecciones, pero tengo claro que ERC ha hecho una apuesta, no táctica sino estratégica, de relación con Convergència, yendo juntos en listas electorales o haciendo presupuestos que no cumplían su programa electoral. Es decisión de ERC cambiarlo o no. De momento no les veo con ánimo de cambiarlo. Si hay una papeleta en esas elecciones, que no sé cuándo serán, que garantiza una posibilidad de un Govern de izquierdas en Catalunya esta será la del nuevo partido político.